Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Qué series elegir para correr según tu objetivo

entrenar por series De la gran variedad de métodos que encontramos para mejorar nuestra capacidad física mediante el running destacamos uno de los más practicados por los corredores, por su eficacia y sencillez: el entrenamiento por series. No es la primera vez que en SportAdictos nombramos esta palabra, pues ya vimos algunos tipos como las series triangulares o el momento más idóneo para incorporarlas a nuestro planning, ¿recuerdas? Hoy es turno de aunar los principales tipos de series para que conozcas cuál te irá mejor en función de la meta que hayas establecido. Escoge la tuya y no olvides la importancia de darle variedad a las sesiones para seguir mejorando.

  • Series cortas. Son las tandas ejecutadas casi a máxima velocidad que recorren no más de 400 metros (una vuelta en pista de atletismo) Si conoces las diferencias entre entrenamiento aeróbico y anaeróbico debes saber que este subtipo pertenece a la segunda vía metabólica.

    Alta intensidad y poco tiempo son las características diferenciadoras del resto de series. Ayudarán a soportar mayores niveles de lactato así como optimizar la quema de grasas sin emplear largas sesiones de entrenamiento.

    En definitiva las mejoras son muy parecidas a las logradas con el HIIT para perder peso.

  • Series intermedias. Es el paso entre las anteriores y las que se van a mencionar a continuación, o viceversa.

    Oscilan entre los 500 y lo 1500 metros con pequeños intervalos de recuperación entre una y otra que no superan el minuto. Estarás trabajando la capacidad anaeróbica, que es la habilidad de mantener en el tiempo esfuerzos prolongados.

    Mi consejo es que utilices estas series como medio de adaptación hacia otros métodos más complejos que antes no habías probado.

correr por series

  • Series largas. Los sistemas cardiovascular y respiratorio son los grandes beneficiarios de esta tercera serie, pues es aquella que supera los 3 kilómetros.

    Para movilizar grasas y perder peso es necesario estar corriendo más de 30 minutos utilizando las series largas, por lo que no es recomendable para tal objetivo (sí en las series cortas) Los corredores de largas distancias deben incorporar al menos un día de series largas para que su cuerpo y mente se adapten al esfuerzo físico extensivo.

  • Series en cuesta. Correr en cuesta conlleva numerosas ventajas, pero hay que afrontarlas con cabeza para evitar lesiones innecesarias.

    Úsalas para trabajar tu tren inferior fuera de los clásicos ejercicios de gimnasio. Ten en cuenta que a mayor longitud de la cuesta la pendiente debe ser menor, mientras que si la cuesta es corta intenta que su pendiente sea elevada.

    Utiliza las series en cuesta 1 o 2 veces por semana para transferir ese trabajo a la carrera.

Como sucede en la mayoría de actividades no es bueno estancarse en un solo tipo de entrenamiento. Cada periodo requiere unas necesidades específicas que puedes suplir incorporando los tipos mencionados.

Escoge la que más se asemeja a tu objetivo perseguido.

Última actualización: 24/09/2014 a las 10:40

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo