Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Chica haciendo flexiones desmotivada

Muchas son las personas que comienzan cada día yendo al gimnasio o a correr para mantenerse en forma. Otras quieren mejorar día tras día y por eso trabajan su cuerpo con insistencia.

Pero dentro de este último grupo hay personas frustradas con su entrenamiento porque ven cuánto trabajan pero no los resultados que esperan.

Esto es debido a 5 hábitos erróneos que solemos cometer y que nos frenan sin quererlo.

La falta de intensidad viene por varios motivos, pero el más común es por la incomodidad que algunos sufren durante el ejercicio físico.

Pensamos, “estoy cansado, sudando, ¿qué demonios estoy haciendo aquí si no progreso nada?” Pero esto no es cierto, a no ser que tus metas sean tener cambios bruscos en poco tiempo.

Los milagros en el ejercicio físico no existen.

Convéncete

Ya lo dice Nike en su eslogan, “Just do it” (Simplemente hazlo). No hay un intento, sólo debemos hacerlo. Convencerse de ello es el primer paso para decidirse a plantearse un desafío como el del trabajo de nuestro cuerpo.

No sólo te prometas que vas a trabajar un poco más intensamente, comprométete seriamente a hacerlo día tras día.

Motivación a tope, tú puedes

Planifica tu trabajo

Sin un plan de actuación, una visita al gimnasio se convierte rápidamente en una completa pérdida de tiempo. Para evitar ir vagando de una máquina a otra, lo mejor es que te esquematices en una hoja el entrenamiento de cada día.

Para eso también están los técnicos de sala fitness o entrenadores personales. Cuando vas con un propósito al gimnasio, aprovecharás mejor tu tiempo.

Aumentarás la intensidad en los ejercicios si sabes cuánto tiempo te queda de levantamientos antes del descanso.

Concéntrate

Focaliza tus objetivos y debes saber en todo momento para qué estás en el gimnasio o ejercitándote. No pienses en lo que tienes que hacer después de entrenar, concéntrate en las repeticiones que estás haciendo y centra tu atención en la técnica usada.

Deja de mirar el móvil los emails, no seas ‘multitarea’ en el gimnasio. Instagram es para cuando estés en el baño de casa.

Debes desconectar del mundo exterior al gimnasio o tu centro de entrenamiento. Trabaja tu concentración con estos ejercicios.

Siéntete cómodo/a

No tengas miedo de quedarte casi sin respiración. Si eres un corredor/a de larga distancia, intenta que tus entrenamientos incluyan sprints de vez en cuando.

A veces dejamos de entrenar porque nos aburrimos de hacer siempre lo mismo y este tipo de atletas abandonan por ese motivo principalmente.

Con esta subida de intensidad momentánea quemarás más grasa en menos tiempo. Puedes hacer lo mismo en tu entrenamiento sobre la bici, elíptica o cualquier máquina de cardio.

Chico desmotivado en el gym

Varía un poco

Debes cambiar tus entrenamiento de estilo, ejercicios, intensidades, máquinas, etc. Si te quedas estancado hay varias cosas que podrás hacer.

Entrenarte no es sólo hacer muchos ejercicios durante 60-90 minutos. Puedes conseguir lo mismos o mejores resultados aumentando la intensidad y entrenando la mitad de tiempo como en una sesión de HIIT.

Necesitarás realizar ambos tipos de entrenamiento para maximizar los resultados.

Si queremos progresar en nuestro entrenamiento, si queremos quemar grasa que nos sobra, si deseamos llegar al peso ideal, si pensamos en tonificar todo nuestro cuerpo o si necesitamos rehabilitarnos de una lesión, está únicamente en nosotros que esos objetivos lleguen a ser una realidad.

Sólo nosotros podemos evitar los típicos errores que cometemos.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo