Entrenadores personales, razones a favor y en contra

COMPARTIR 0 TWITTEAR

personal trainer Uno de los ámbitos más solicitados de la actividad física es el entrenamiento personalizado, bajo las instrucciones de una persona cualificada que prescriba el ejercicio de forma individualizada al cliente. Es una profesión bastante extendida que todavía debe hacerse un hueco dentro del ámbito de la salud, pues al fin y al cabo el ejercicio físico es un modo de encontrar una vida saludable. Sin embargo existen ciertos riesgos o puntos negativos en su contratación.

A continuación os expondremos una serie de motivos, a favor y en contra, de los entrenadores personales. Antes de comenzar con ella debes saber que un buen profesional de la actividad física siempre conllevará más beneficios que riesgos, puesto que en su formación se encuentran los conocimientos suficientes para ello.

A favor

entrenador personal

  • El más evidente es la inversión que estarás haciendo en tu salud. Un entrenador personal te aconsejará qué ejercicios debes practicar según tu condición física, específicamente y complementando tu entrenamiento con hábitos nutricionales saludables.

  • El segundo punto a favor es el establecimiento de metas personalizadas. Pondrá objetivos a corto, medio y largo plazo algo que ayudará constantemente a tu motivación. Él será el encargado de supervisar todo el proceso hasta que llegues donde desees, dándote en todo momento una información de cómo te encuentras. También se ve obligado a cumplir una serie de requisitos legales que no debe saltarse, para preservar siempre tu salud.

  • Maximizará tus resultados en comparación con una rutina creada por ti mismo. Además ajustará el tipo de entrenamiento a tus intereses personales, tales como los métodos que más se asemejan a tu estilo de entrenar o el tiempo del que dispones.

En contra

  • El coste económico es el mayor impedimento para el cliente. Aunque los hay de distintos precios, normalmente solicitan un sueldo que no está al alcance de todos. Sin embargo existen alternativas low-cost mediante páginas que ofertan a entrenadores personales particulares que pueden ajustarse al precio que deseas.

  • Es uno de los puntos flacos de nuestra profesión: el intrusismo laboral. Las redes sociales, y en ocasiones los gimnasios, están plagadas de entrenadores personales cuyo único título es un curso de pocas horas y la experiencia no va más allá de la suya propia. Aunque crean que pueden dar pautas sobre entrenamiento, las ciencias de la actividad física y el deporte van más allá de esos consejos sin ningún sentido científico.

  • Muchas personas entrenan por su cuenta según lo que le apetezca cada día. La autonomía en el entrenamiento es buena, y en ese caso un entrenador personal podría interferir en la motivación del cliente. Puedes combinar ciertas sesiones a preparar con él específicamente algunos aspectos concretos como el tapering precompetitivo o la introducción hacia nuevos métodos de entrenamiento.

Estos últimos puntos no van totalmente en contra de los entrenadores personales, sino determinadas situaciones que pueden ocurrir y que interfieran negativamente en tu rendimiento. Un entrenador personal siempre te ayudará a avanzar gracias a su compromiso profesional.

Archivado en Beneficios, Contras, Ejercicios, Entrenador Personal, Personal Trainer, Pros
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion