Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

3 Hábitos para terminar tu entrenamiento de la mejor manera

terminar entrenamiento La motivación es imprescindible en la práctica deportiva para superarnos cada día. Ciertas ayudas, como la música, hacen que la ejecución práctica sea más amena cuando ésta es de larga duración, algo vital que tiene como objetivo no desvanecer mentalmente antes de tiempo. En un estudio británico realizado en ciclistas, confirmaron que si el deportista mantenía un diálogo consigo mismo con un tono motivante y positivo, el rendimiento incrementaba en gran medida. Aunque no sea tarea fácil podemos hacer un esfuerzo para aguantar esos últimos metros que, al fin y al cabo, son los que verdaderamente servirán para tu adaptación. Ahí van los 3 hábitos que debes seguir para finalizar tu sesión.

Cuando corras

Los últimos metros de un entrenamiento o carrera son los más duros por la exigencia física acumulada que llevamos a nuestras espaldas, pero ese punto hay que superarlo con decisión y entrega. Un truco bastante útil es fijarte un punto específico de llegada cercano a tu meta como pudiera ser un árbol, un edificio, un puente o cualquier estructura. Centralizando la atención en ese estímulo tu cuerpo querrá llegar antes, incrementando así tu ritmo inconscientemente según investigadores de la Universidad de Nueva York.

En el gimnasio

fatiga gimnasio

También la musculación tiene sus pequeños trucos para finalizar un entrenamiento o ejercicio. El más utilizado es la cuenta hacia atrás de las repeticiones, en lugar de ir sumando cada movimiento hacia adelante. Si tenemos que ejecutar 12 repeticiones, empieza por ese número y ve descendiendo hasta cero. Investigadores publicaron en Journal of Consumer Psychology un estudio avalando las ventajas de utilizar este truco, ya que la percepción de la duración de la tarea se veía disminuido.

HIIT

hiit

Una primera sesión de HIIT puede hacer volar por los aires la motivación de una persona, por la dura exigencia física que conlleva. Por ello después de una serie o un entrenamiento completo de HIIT, camina unos segundos sin pararte por completo para que tus pulsaciones desciendan progresivamente y así evitar mareos que suelen darse. Hidrátate y estira cuando hayas recuperado. Si eres entrenador no olvides que es fundamental dar un feedback positivo al cliente.

Por supuesto la nutrición seguida después del entrenamiento también forma parte del mismo. Lo ideal es combinar alimentos ricos en hidratos de carbono y proteínas, en una proporción de 3:1 (por cada 3 gramos de hidratos 1 de proteínas) Así estarás más preparado para la siguiente sesión.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo