Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Tus dientes sufren con tu entrenamiento y te lo dicen con estos signos

Boca sana de mujer

Uno pensaría que los atletas profesionales serían más saludables que un adulto promedio, pero en realidad tienden a tener, sorprendentemente, mayores índices de caries dental, enfermedades en las encías y otros problemas orales, de acuerdo con una reciente publicación en la revista British Journal of Sports Medicine. Aquí os dejamos con tres signos que nos indican si nuestra rutina de ejercicios afecta a nuestra salud dental.

Si sientes demasiado sensible tu dentadura

Es posible que quieras cambiar tu entrenamiento de localización, digamos de exterior a interior. La inhalación de aire frío durante la carrera o montado en bicicleta puede aumentar la sensibilidad de los dientes (especialmente cuando se combina con el aumento de la circulación sanguínea). Si prefieres sudar al aire libre, usa una bufanda o pasamontañas sobre la boca y respira a través de sus fibras. También sería apropiado el uso de una pasta para dientes sensibles.

Corriendo sobre cinta en interior

Si te salen caries

¿Cómo te hidratas después del ejercicio? Los dulces son para la noche de Halloween. Los atletas suelen tomar bebidas para deportistas, que no son la mejor opción para hidratarse. Éstas son ácidas y pueden desgastar el esmalte de los dientes. Las dietas altas en carbohidratos, que muchos atletas siguen, también pueden promover la acumulación de bacterias. Bebe agua siempre que sea posible. Si necesitas reparar electrolitos puedes beber de una bebida para deportistas pero intenta no absorber y tragar casi de inmediato. Después tomar agua para eliminar cualquier resto de la bebida que haya podido quedar en la boca.

Corredor con bebida isotónica

Si se te reseca mucho la boca

Esto no sólo sucede porque respiramos más por la boca cuando nos ejercitamos. Durante el ejercicio físico nuestro cuerpo suprime la producción de saliva, lo que conduce a la acumulación de bacterias. Beber agua durante todo el día sería lo apropiado para asegurar estar bien hidratado antes de hacer alguna actividad física. Tras el entrenamiento enjuágate y bebe agua cada 15-20 minutos para evitar la sequedad.

Corredor normal con la boca abierta

Como veis, no sois pocos los que sufris de alguno o varios de estos problemas durante el ejercicio físico. Debéis hacerle caso a vuestros dientes, pues son ellos los que más signos nos están dando. Parece ser que demasiado entrenamiento puede mermar la salud de tu dentadura, pero sólo tú puedes frenar este desgaste y no dejar que el láser sea quien lo solucione.

Última actualización: 22 de October, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo