Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Causas y tratamiento de la fascitis plantar en mujeres

Pies de mujer con fascitis plantar

Muchas mujeres de todas la edades se quejan día tras día de dolores en las plantas de los pies. Es un dolor muy común entre quienes utilizan zapatos de tacón o frecuente en corredoras principiantes. Fascitis plantar es el nombre que recibe y hoy vamos a conocer un poco más acerca de las causas que nos llevan a sufrirla y cómo podemos tratarla. Aunque si vuestro problema no es la fascia, podéis echar un vistazo a algunos consejos para evitar lesiones al correr.

Qué es la fascitis plantar

La fascitis plantar está referida a dolores en la fascia plantar, una banda de tejido conectivo situado en la parte inferior del pie que se extiende desde el talón hasta los dedos. Esta fascia actúa como ligamento que ayuda a mantener el arco del pie cuando nos movemos. La fascitis plantar es una enfermedad degenerativa en la que la fascia se irrita.

La degeneración de la fascia conlleva a roturas microscópicas producidas por sobrecarga en la fascia. Con ello también se pierde la capacidad de apoyar el arco de pie como antes.

Causas y síntomas

Algunas de las causas que llevan a las mujeres a sufrir una fascitis plantar en algún momento de su vida son:

  • Tener los pies planos o el arco muy pronunciado.

  • Un aumento en la intensidad o en la duración del entrenamiento de carrera.

  • Tener débiles los músculos de la planta del pie.

Sabremos que tenemos una fascitis plantar cuando nos duele el borde interno del talón o a lo largo del arco. Este dolor es normalmente peor durante las primeras horas del día (por la mañana) o después de estar sentados durante mucho tiempo. Por lo general, el dolor se disminuye ligeramente cuando corremos o después de correr. A medida que la enfermedad avanza, el dolor puede aparecer en cualquier pisada.

Tratamiento

Masaje en la fascia con pelota de tenis

Para intentar reducir los dolores o frenar la degeneración de la fascia plantar, podremos poner en práctica algunos de estos remedios:

  • Reducir el volumen e intensidad de nuestros entrenamientos.

  • Estirar la zona y fortalecer los músculos de la pantorrila (gemelos y tibial anterior).

  • Realizar masajes en la fascia con un rodillo de gomaespuma, una pelota de golf, de tenis… durante unos 5 minutos un par de veces cada día.

  • Utilizar una férula en el pie durante las noches para mantener el pie en una posición flexionada

No es difícil comenzar a sufrir estos dolores en la mayoría de las mujeres. La genética ha querido que las diferencias entre hombres y mujeres se enfaticen en esta zona tan castiga día tras día. Tomad en cuenta nuestros consejos en serio, porque los dolores pueden llegar a ser insoportables una vez se haya degenerado demasiado la fascia plantar.

Última actualización: 23 de November, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo