Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Efectos del entrenamiento con vibración para nuestra salud

plataforma vibratoria Cualquier actividad física requiere un proceso de estudio para evaluar qué beneficios se obtienen para la salud, o si contrariamente es perjudicial para los distintos sistemas orgánicos que en ella intervienen. Desde hace algunos años se han encontrado profesionales que avalan el entrenamiento con vibración pero también una gran mayoría de ellos rechaza los efectos vibratorios que se producen. Esta contrariedad se manifiesta en forma de estudios científicos, pero la solución para que la vibración aporte más ventajas que inconvenientes pasa por individualizar el trabajo y regular ciertos parámetros que sí han sido contrastados.

La variedad en los estudios se debe a la gran cantidad de parámetros modificables desde la propia plataforma que, en ocasiones, depende de la marca comercial que encontremos.

Los datos que se deben tener en cuenta a la hora de planificar un entrenamiento individualizado con vibración son los siguientes:

  • Hercios (Hz) Representa el número de oscilaciones por segundo que la plataforma ejerce sobre el usuario. Lo recomendado para que se produzcan los beneficios que mencionaremos después es entre 25 y 40 Hz, en función del estado físico y el objetivo que se busque.

  • Amplitud (mm) Es la distancia entre el punto de sustentación o equilibrio de la base hasta la altura máxima a la que llega.

    Los autores afirman unos beneficios cuando la plataforma se encuentra entre 2 y 10 mm.

La duración de la sesión también es fundamental, siendo aconsejable como máximo 30 minutos de exposición a la plataforma vibratoria.

También se requiere atender a otros factores como el peso del individuo (que no sea demasiado elevado) la dirección del desplazamiento de la plataforma o si el ejercicio lo realizamos en estático o dinámicamente.

Los beneficios

plataformas vibratorias

Los microimpactos que se generan en el entrenamiento vibratorio producen una serie de adaptaciones crónicas que refuerzan la salud de aquel que lo practica.

Por ejemplo los niveles de densidad mineral ósea (DMO) crecen considerablemente, previniendo así la osteoporosis con la que tanto cuidado hay que tener si practicas ciclismo.

También tiene un efecto analgésico sobre el dolor lumbar y una mejora significativa en los sistemas propioceptivos que tan importante son en el mundo deportivo para la prevención de lesiones.

Baum en 2007 también indicó que podría hacer disminuir los niveles de glucosa en personas diabéticas con enfermedad tipo 2.

También en otras enfermedades como el Parkinson, reduciendo el temblor o la rigidez característica de dicha patología degenerativa.

En definitiva podríamos afirmar que estamos ante un tipo de entrenamiento que todavía necesita de muchas investigaciones al respecto para afirmar con rotundidad que provoca potentes beneficios para la salud.

La necesidad de individualizar el entrenamiento crece cuando sometemos a nuestro cuerpo a cualquier material, algo que sucede especialmente con las plataformas vibratorias.

Última actualización: 11/11/2014 a las 16:03

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo