Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

5 hábitos que pueden hacerte engordar sin darte cuenta

Hombre viendo la TV y comiendo

A la vuelta de la esquina tenemos la Navidad, esa época del año en la que salimos más a la calle, cenamos con familiares y amigos fuera de casa y llevamos una dieta, por qué no decirlo, poco saludable. Durante las próximas semanas la mayorías de vosotros iniciaréis una dinámica de comidas que destruirá por completo cualquier tipo de dieta que hayáis podido estar haciendo durante el año. Por ello, hoy os vamos a detallar 5 hábitos que debéis cambiar o variar en cierta medida para no engordar esta Navidad.

Muchas ‘happy hours’

El efecto nada feliz de las ‘horas felices’ de los bares es la ganancia de peso. Bebidas alcohólicas como la cerveza, el vino u otra espirituosa, se ha demostrado que incrementa la hormona del hambre, la grelina. Esto nos hará ir directos hacia comidas con grandes cantidades de calorías y grasas. Esto es por lo que 30 minutos después de empezar a beber alcohol, con las patatas o cualquier otro snack se te hace la boca agua. Según los centros de control de enfermedades, el 24% de mujeres entre 18 y 34 años se emborrachan en Navidad.

Amigos bebiendo en happy hour

Pocas horas de sueño

Está demostrado que la falta de sueño nos hace engordar. Dormir poco no sólo nos deja cansamos para afrontar el día, sino que aumenta el hambre. Muchos estudios han concluido que privarnos del sueño incrementa las hormonas del hambre y afecta negativamente a la zona de nuestro cerebro que elegirá, en consecuencia, la peor decisión en cuanto a la comida. Esta situación pasa cuando tenemos antojo de algo como un trozo de brownie, no pensamos en las 450 kcal. que tiene sino en lo delicioso que está. Cuanto más duermas, menos ganas por las comidas poco saludables tendrás.

Hombre que ha dormido poco

Demasiada TV

Sabemos que últimamente tenemos series pendientes que ver; que si Juego de Tronos, Homeland, Scandal, House of Cards y un largo etcétera. Pero no podemos pasar demasiado tiempo sentados o tumbados viendo la televisión o el ordenador. Nuestro cuerpo fue creado para moverse y necesite estar en constante movimiento durante el día. Un estudio de 6 años con cerca de 50.000 mujeres de mediana edad, publicado en JAMA estableció que por cada 2 horas que ellas pasaban al día viendo la TV, se incrementaba un 23% el riesgo de obesidad. Ver la televisión estimula el apetito e incrementa el deseo de ingerir calorías. Necesitamos más comida para estar satisfechos mientras vemos la tele.

Dos chicas comiendo y viendo la TV

Comer distraídos

Entre postear algo en Facebook, retuitear a algún amigo o cualquier cosa que no tenga que ver con lo que supuestamente estamos haciendo, no nos damos cuenta de que nos estamos convirtiendo en lo que los ciudadanos del mundo llaman “comedores sin sentido”. Debéis analizar esta frase a fondo: “comer es la forma más fácil de perder peso”. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition puso a algunos adultos a jugar a videojuegos mientras comían o hacían algo mientras comían. ¿Los resultados? Los que estaban más distraídos comían más rápido, consumían más calorías, se sentían menos satisfechos con la comida y comieron hasta un 100% más que otros que comieron sin distracción alguna. Come sentado/a, con un plato y unos cubiertos, y presta atención a tu sentimiento de satisfacción por la comida.

Tres amigos comiendo y jugando a la consola

Comer fuera más de una vez en semana

Ahora que comienzan las cenas de Navidad de empresa, amigos y familiares, saldremos de casa más a menudo. Comeremos, beberemos y estaremos distraídos. Según un nuevo estudio publicado en Public Health Nutrition, consumimos 200 kcal. más que cuando comemos en casa. Esto es debido a las mayores porciones que tomamos fuera de casa, el incremento de calorías y el alcohol que solemos tomar fuera y no en casa. Otro estudio del International Journal of Obesity informó de que más del 50% de los adultos comen 3 o más veces por semana fuera de casa. Consideramos que comen unas 600 kcal. más que comiendo en casa todos los días, lo cual suponen 31.200 kcal al año, que a su vez son 4 kilos de peso ganados.

Comiendo fuera de casa

Como habéis podido observar, estos cinco hábitos, que muchos de vosotros ya lleváis haciendo durante años, os están haciendo ganar esos kilos de más que queréis perder de la noche a la mañana. Comencemos por cambiar algunos aspectos de nuestro estilo de vida y después nos preguntaremos si hemos hecho lo suficiente para perder esos centímetros que nos sobran.

Última actualización: 14 de November, 2014

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo