Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo es la homologación del casco de bicicleta

casco bici

Todo buen ciclista sabe todas las cosas que hay que poner apunto antes de salir en bici, ya sea para entrenar o ir a cualquier competición, como por ejemplo un triatlón.

Entre todos los elementos que solemos llevar, siempre hay uno que, pase lo que pase, no debemos de olvidar: el casco.

Al igual que los cascos de motocicleta, los de bici han de pasar una serie de homologaciones y pruebas que nos aseguren nuestra seguridad.

En teoría, estos cascos sólo están preparados para recibir golpes contra la carretera o el terreno en el que nos hayamos caído, y no para un choque contra otro vehículo.

Esto quizás sea un tanto irónico, teniendo en cuenta la gran cantidad de accidentes ciclistas relacionados con atropellos.

Con respecto a los impactos, las pruebas mínimas que tienen que pasar quizás no sean suficiente para garantizar la seguridad del ciclista.

La prueba consiste en recibir un choque con dos tipos de yunques, uno de piedra y otro de acero a una velocidad de aproximadamente 30 kilómetros por hora.

Esta prueba se realiza con un único golpe, no tienen por obligación simular repeticiones de impacto. Este hecho supone un gran peligro para los usuarios de bicicleta, puesto que en una caída podemos darnos más de un solo golpe.

Tampoco le exige la homologación hacerle ningún tipo de examen para impactos laterales, cosa que sí se hace para los cascos de motocicleta.

Para la sujección del casco, también se les pide una serie de requisitos. Tienen que resistir una prueba en la que se vea reflejada que los sistemas de anclaje funcionan perfectamente y demuestre la inmovilidad del casco a la hora de recibir un golpe.

Ciclistas con casco

Aunque la DGT esté haciendo cada vez más campañas para la seguridad del ciclista, la escasez de estas en los cascos ciclistas existen.

Quizás sea debido a la obsesión por la aerodinámica y el diseño de los fabricantes. Cada vez vemos cascos más ligeros que nos prometen ser los más rápidos a la hora de competir, pero no le damos tanta importancia a un casco que nos asegure nuestra seguridad en un hipotético caso de impacto.

Si a esto le sumamos la gran ignorancia de muchos conductores que no respetan el metro y medio de seguridad, la combinación no puede ser muy buena.

Así que ya sabes, no mires única y exclusivamente por ajustar todo bien y tu comodidad en tus salidas ciclistas, preocúpate también por escoger un casco que te garantice que no se va a desintegrar con cualquier golpe.

Fuente: Mejorenbici

Última actualización: 19/12/2014 a las 11:01

Santi

Foto Santi

Estudiante de comunicación audiovisual en la Universidad de Málaga. Apasionado de todo lo relacionado con la tecnología, comunicación y el deporte. Proyecto de triatleta con Triatlón Fuengirola.

Sigue leyendo