Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Máquinas de cardio en el gimnasio: ¿cuál escojo?

maquinas de cardio en el gimnasio Entramos por la puerta del gimnasio y nos encontramos ante una marabunta de máquinas, algunas de ellas con un objetivo cardiovascular que suelen utilizarse para trabajar el sistema aeróbico del usuario. La gran pregunta de todo principiante, y de algún que otro avanzado, es la siguiente: ¿a cuál me subo? No existe una respuesta única, ya que dependerá de muchos factores según las condiciones del que la utilice. Hoy te intentaré aclarar esta duda que puede surgirte, dando algunas pinceladas sobre el uso que puede tener cada una de ellas para los distintos casos que existan.

Si tu objetivo es quemar grasa debemos consultar la bibliografía que analiza el gasto energético en las distintas modalidades de máquinas cardiorespiratorias. Moyna en 2001 fue uno de los primeros en abrir esta vía de investigación, determinando que la máquina que más calorías quemaba es la cinta de correr comparada con otras a la misma intensidad percibida. Este y otros estudios han confirmado que la bicicleta elíptica, junto con la cinta, es también la máquina que más ayuda a perder peso respecto a otras como la bicicleta estática.

Si buscas cierta tonificación, la bicicleta estática es también la más recomendable entre las típicas que podemos encontrar en los gimnasios. La inclinación del tronco que se genera durante las zancadas, hace que se active la musculatura abdominal (sobre todo los oblicuos a velocidades altas) así como los segmentos superiores que corresponden a los músculos de bíceps, tríceps, etc. El dorsal ancho y el pectoral también se ven implicados.

maquina eliptica

Ahora bien, también deberás tener en cuenta otros aspectos para escoger el tipo de máquinas idónea según tu condición. Un aspecto muy observado por los profesionales de la actividad física es el impacto articular. Aunque pequeños impactos sean beneficiosos, hay que prescribir el ejercicio según las patologías del usuario. La elíptica presenta una gran ventaja en esta variable, pues al no existir la fase aérea ese impacto queda eliminado. Si presentas problemas de tobillos, rodillas o caderas (por distintas razones como el sobrepeso) la elíptica es tu máquina.

Si eres del todo principiante y quieres subirte a una máquina, lo que más te servirán son tus propias sensaciones probando los distintos tipos que existen. Encuentra una en la que estés cómodo ejercitándote, y a medida que vayas a avanzando intenta pasar por el resto de máquinas cardiovasculares. Recuerda que la forma más eficaz de estar en forma, es combinar el entrenamiento de fuerza con el cardio.

  • Y tú, ¿a qué máquina sueles subirte en el gimnasio?

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo