Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Consecuencias de la obsesión por tu cuerpo

Hombre y gimnasio

Muchos utilizamos el deporte como una forma de vida saludable. Con él, podemos distraernos y olvidar por un momento la rutina diaria. No hay límite de edad. Las calles son ese gran escenario donde podemos observar como cada vez más gente se engancha a este mundo. Ese grupo de personas mayores que vemos por las mañanas viniendo de andar, esa pareja que sale en bicicleta o esa persona que va corriendo con sus amigos o incluso con su perro. Son algunos de muchos ejemplos que nos muestran cómo el deporte está muy presente en nuestro día a día.

Después están esas personas que hacen deporte única y exclusivamente para moldear su cuerpo. Bíceps de gran tamaño, abdominales muy definidos o una espalda bien ancha son los objetivos más comunes en esta clase de deportistas. Intentar conseguir un cuerpo con los estereotipos actuales de belleza no está mal ni mucho menos. El problema viene cuando se intenta conseguir de malas maneras. Son muchas personas las que conozco que no siguen una rutina aconsejada por especialistas y se machacan en el gimnasio creyendo que así sus músculos van a conseguir volumen más rápidamente, sin ningún uso de razón y con el único argumento de que a más peso más músculo. Lo que pueden conseguir con esto son futuras lesiones que le imposibiliten volver a hacer este tipo de ejercicios. Además, muchos se obsesionan de forma terrible por la dieta, llegando a sustituir alimentos básicos por suplementos deportivos, totalmente artificiales.

Lo curioso es que, algunas de estas personas que practican un deporte e intentan dar una imagen de vida saludable, las ves después muchas noches de forma regular de fiesta ingiriendo grandes cantidades de alcohol e incluso fumando. Desde mi punto de vista es algo totalmente irónico.

Se pueden obtener muchos beneficios del gimnasio, de hecho muchos otros deportistas como los atletas lo implementan para obtener mejores resultados. Así que todo lo mencionado anteriormente no te tiene que quitar las ganas de ir al gimnasio. Sólo hay que empezar con buen pie, motivados, no tener prisas y no obsesionarte con peso ni con con dietas. Si sigues nuestros consejos conseguirás disfrutar más y mejores resultados.

Última actualización: 5 de December, 2014

Santi

Foto Santi

Estudiante de comunicación audiovisual en la Universidad de Málaga. Apasionado de todo lo relacionado con la tecnología, comunicación y el deporte. Proyecto de triatleta con Triatlón Fuengirola.

Sigue leyendo