Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Conoce la importancia de una buena planificación para prevenir lesiones

Corredora estirando antes de comenzar a correr

A la hora de comenzar tu entrenamiento, la planificación del tiempo es esencial. Dentro de este planning debes tener en cuenta una serie de consejos para evitar lesiones, por ejemplo, si vas a correr.

Tus ciclos de entrenamiento se verán positivamente afectados a la larga. Hoy vamos a analizar la importancia de un buen calentamiento en la prevención de lesiones de deportistas.

Todos los deportistas, profesionales y principiantes, debemos comenzar nuestro entrenamiento con una buena sesión de calentamiento, el cual podemos clasificar en tres tipos: general, específico y preventivo.

La principal función del calentamiento es elevar la temperatura corporal obligando tanto al sistema respiratorio como al cardiovascular a aumentar y acelerar sus funciones.

Pasos importantes del calentamiento

estirar bien Como punto de partida para iniciar un buen calentamiento, independientemente de la práctica deportiva que vayamos a realizar, tomaremos la movilidad articular, comenzando por el tren inferior y terminando por el tren superior. Además, siempre debemos tener precaución de no rotar articulaciones, es decir, tenemos que moverlas en el sentido natural de éstas.

Continuando con el calentamiento, comenzaremos a correr de forma suave en un intervalo de entre 5 y 10 minutos alternándolo con pequeñas series de sprint, los cuales no superarán nunca el 60-70% de nuestra velocidad de carrera.

Para conocer este dato, podremos valernos de uno de los mejores wearables que hay a la venta.

Una vuelta a la calma esencial

Terminado el calentamiento genérico, entraremos a trabajar nuestros grupos musculares de manera específica, adaptando los ejercicios a nuestra práctica deportiva y aumentando la intensidad en éstos.

Terminado nuestro calentamiento, el cuerpo se encontrará en condiciones óptimas para afrontar la carga de trabajo a la que queramos someterlo disminuyendo el riesgo de lesión.

Un consejo muy importante, durante la carga de trabajo propia o actividad física, es evitar la disminución de temperatura corporal.

Por ejemplo, alargar los períodos de descanso (+45”) entre series. De esta manera, la temperatura muscular específica disminuye y al aplicar una nueva carga, el músculo puede sufrir desde una pequeña contractura a algún mal mayor.

En este momento hablaríamos de micro roturas o roturas.

Terminamos nuestra sesión de entrenamiento y es hora de “la vuelta a la calma”.

Tan importante es un buen calentamiento como una buena vuelta a la calma. Si bien antes pretendíamos aumentar la temperatura corporal y activar la musculatura, ahora deberemos, mediante estiramientos y control de la respiración, disminuir progresivamente nuestra temperatura corporal así como la tensión muscular, previniendo así futuras lesiones.

Como ya hemos dicho, tan bueno es comenzar una sesión de entrenamiento con un calentamiento adaptado a lo que vayamos a trabajar, como acabar los ejercicios con una vuelta a la calma y unos estiramientos fundamentales igualmente adaptados.

Nuestro cuerpo nos lo agradecerá a la larga.

Última actualización: 19/12/2014 a las 12:41

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo