Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Es la comida basura un problema para nuestra memoria?

Hamburguesa con patatas

Según un estudio, comer comida basura podría dañar la memoria y puede incluso conducir a sufrir un daño cerebral.

Dicen algunos científicos artífices del estudio que los alimentos cargados de azúcar y grasas parecen reducir los niveles de una sustancia química natural en el cerebro crucial para el aprendizaje.

Las personas cuyas dietas son altas en grasa y azúcar, sin saberlo, podrían estar dañando sus mentes.

El estudio, llevado a cabo en la Universidad del Centro de Investigación de Lesiones Cerebrales de California, se publicó en la revista Neurociencia.

Un equipo dirigido por el neurocirujano Fernando Gómez-Pinilla de UCLA llevó a cabo una serie de experimentos en ratas.

Estos deben ser los mismos que hicieron el estudio de la relación que hay entre ejercicio físico y memoria.

Cerebro con fallos de memoria

Un grupo de ratas fue alimentado con una dieta rica en grasas, alta en azúcar y no hicieron ningún ejercicio físico durante dos meses.

El segundo grupo tenía la misma dieta pero podían correr en una rueda típica para ratas y hamsters. El tercer grupo tenía una dieta saludable únicamente y el cuarto una dieta saludable y ejercicio regular.

Las ratas alimentadas con grasas y azúcares empeoraron considerablemente. Sin embargo, el ejercicio parece contrarrestar el daño causado por el exceso de comida basura.

Se encontró que las ratas del primer grupo tenía un nivel reducido de una sustancia química cerebral llamada BDNF, que protege el cerebro adulto de los daños y le permite responder a los estímulos.

Con el fin de aprender o recordar, el cerebro convierte los impulsos eléctricos en impulsos químicos, en un proceso llamado sinapsis.

La falta de BDNF afecta a la capacidad de respuesta del cerebro durante la sinapsis, y esto se asocia con el deterioro cognitivo.

En las pruebas de memoria que implican un laberinto de agua, las ratas con la dieta alta en grasas fueron menos capaces de recordar a nadar de un lugar a otro.

Cuando se retiró la plataforma, las ratas de la dieta saludable y ejercicio pasaron el 70% de su tiempo nadando en la plataforma como si estuvieran buscando la salida.

Los de la dieta sana por sí solo pasaron la mitad de su tiempo nadando en la plataforma, al igual que las ratas con una dieta alta en grasas y ejercicio físico.

Pero las de la dieta de comida basura nadaban en círculos como si no supieran dónde estaba la salida.

Con estos resultados podemos afirmar pues, que a mayor cantidad de grasas y azúcares, nuestro cerebro va a echar en falta esa sustancia llamada BDNF que nos ayuda a mantener una capacidad de respuesta del cerebro más efectiva y rápida.

Con ejercicio lo único que sucedía era que las ratas podían nadar más tiempo, pero no conseguían llegar a su destino de manera efectiva.

Una dieta saludable y ejercicio físico regular son la solución para nuestra mala memoria.

Última actualización: 04/01/2015 a las 20:03

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo