Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Salir a correr estará chupado con estos 4 consejos

Chica corriendo con música

El año empieza y tú estás listo para iniciarte en el running en este 2015. Las primeras veces que te atas las zapatillas puede parecer tedioso. Tras tus primeras carreras te duelen todos tus músculos, las dichosas agujetas, tus piernas arden, se te hace difícil respirar profundamente y piensas, ‘debería parar’. No debes dejar que esos sentimientos que afloran de ti decidan por ti. Aquí te dejamos 4 consejos esenciales para ayudarte a sentirte mejor mientras corres y no pienses en abandonar a la primera de cambio.

Programa tus salidas

Para que tu cuerpo se acostumbre a este tipo de actividad, deberemos correr regularmente. En vez de salir a correr (como mucha gente hace) en los días más soleados o cuando el clima acompaña, tiene que ser importante planearse un horario semanal de salidas que incluya correr al menos 3 o 4 veces. Si sales con frío, acuérdate de seguir unos consejos. Correr a menudo endurecerá los músculos de la mitad de tu cuerpo para abajo y el core. Tener esta musculatura más desarrollada hará que salir a correr sea más fácil. Y gradualmente irás reduciendo tus tiempos.

En bicicleta por la playa

Poco a poco

No necesitas comenzar a tope. Mi abuela decía que ‘no se nace sabiendo’. Puedes comenzar andando unos 5 minutos para después trotar durante otros 5 minutos y más tarde correr. Tu respiración debe acompañar en todo momento a tus movimientos. Con una buena técnica de carrera y una respiración adecuada, tus salidas se convertirán en algo muy pero que muy fácil de realizar. Deja los entrenamiento interválicos por el momento porque, aunque el HIIT tenga grandes beneficios, correr a un ritmo constante y más lento es mucho más fácil que esprintar.

Hazlo divertido

Si odias cada segundo que estás corriendo, algo estarás haciendo mal. Encuentra la forma para hacer más entretenido el salir a correr. Ve con el perro, escucha la mejor música para entrenar, llama a un amigo/a que te acompañe, escucha una historia en audio mientras corres, hazte un recorrido previo y síguelo, o corre cerca del mar, lago o del río. Después de correr puedes darte un chapuzón que sentará de maravilla.

Añade retos/desafíos

Una forma de incorporar entrenamiento de fuerza en piernas sería utilizar en nuestro recorrido colinas o cuestas de diferentes inclinaciones. Correr en cuesta te hará aumentar la intensidad del ejercicio y mejorará el rendimiento en carrera. Serán tus propios desafíos. Cuando llegas a la cima de una gran cuesta y sigues corriendo en llano, te das cuenta de que correr es fácil (comparado con la subida, claro). Estos momentos pueden hacer que ames correr. Otra forma sería realizar, de vez en cuando, descansos que consistieran en sentadillas, estocadas, e incluso algunas posturas de Yoga.

Subiendo una cuesta de césped

Estos cuatro consejos son esenciales para hacer de tus salidas una actividad gratificante y más sencilla de lo que creías. Si únicamente sales a correr, se te hará aburrido. Deberías añadir algunos elementos como la bicicleta, senderismo, baile, natación, etc. para darle más dinamismo a tu cuerpo. Entrenar con diferentes disciplinas y ejercicios es importante para mantener y desarrollar todos los grupos musculares y el sistema cardiovascular de la manera más natural y completa posible.

Última actualización: 1 de January, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo