Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Alertas del cuerpo con las que debemos descansar

sintomas cansancio deporte Sucede en muchas ocasiones, que al llevar unos hábitos regulares de entrenamiento, luchamos contra la sensación de cansancio característica de una vida activa para seguir progresando. Sin embargo, no hay que descuidar ciertos síntomas alarmantes que pueden derivar en un estado de sobreentrenamiento del que es difícil salir. Escuchar a las propias sensaciones corporales te ayudará a parar cuando más lo necesitas, porque siempre vienen bien unos días de descanso. Aunque esto te lo dé la experiencia, hoy queremos concienciarte de qué alarmas se despertarán cuando roces ese límite. Si has notado alguna de ellas, es momento de parar.

  • Actividades de la vida diaria. Cuando la rutina deportiva interviene demasiado en las labores externas al entrenamiento, la actividad física comienza a ser perjudicial socialmente hablando. No dejes de hacer actividades comunes, como salir con la familia, con los amigos o darte un respiro haciendo algo diferente. Los objetivos tienden a convertirse, en ciertas personalidades, en obsesiones por conseguir dichas metas. Recuerda que el ejercicio es parte de una vida saludable y equilibrada, pero que no debe acaparar el resto.

  • Sistema inmunitario. Aunque suene contradictorio, puesto que nuestras defensas crecen con el ejercicio, un déficit de descanso provocará el efecto contrario: tendrás más tendencia a enfermar. Sobre todo en estos meses fríos, si notas que te constipas más de lo normal, querrá decir que necesitas un descanso de tu entrenamiento.

cansancio deporte

  • Descanso. El sueño es uno de los parámetros más eficaces del entrenamiento invisible. Si éste falla, ya sea por une exceso o déficit de sueño, será un claro indicador de que algo va mal en tu organismo. Realiza jornadas de descanso activo o pasivo, pero es conveniente descansar del entrenamiento para evadir cuerpo y mente de la rutina deportiva.

  • Rendimiento. Si eres un fanático de la actividad, éste será el primer síntoma que observarás. La disminución del rendimiento es evidente cuando el organismo no da más de sí, manifestándose en las distintas cualidades físicas. Acuérdate de respetar el fenómeno de supercompensación del entrenamiento para avanzar en tus resultados.

  • Frecuencia cardíaca. Si eres de los que cuantifica la frecuencia cardíaca regularmente, notarás que la FCB (Frecuencia Cardíaca Basal) o en reposo aumenta. ¿Por qué? Tu cuerpo, al haber entrado en un estado de excitación constante, anulará la capacidad de relajarse completamente. De ahí que las pulsaciones asciendan al estar en reposo. Mide tu FC cuando te levantes y observa si ésta ha incrementado notablemente.

Nuestro cuerpo es el detector más fiable de cualquier tipo de anomalía. La experiencia en el campo del ejercicio te ayudará a observar sensaciones corporales que incitan a parar. Aunque la motivación es recomendada para conseguir la regularidad, un exceso de la misma podrá llevarte a consecuencias negativas.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo