Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

5 enfermedades por las que podrías no estar perdiendo peso

Mujer cabreada con su peso

Perder peso puede llegar a ser una tarea desesperante, pero no imposible. Si controlas minuciosamente la ingesta de calorías diaria y estás al día con tus entrenamientos y aún no ves resultados, deberías llamar a tu médico de cabecera. Si ya has tomado nota de los 5 errores a la hora de perder peso, tu problema podría estar relacionado con alguna enfermedad o condición más común en las mujeres de lo que piensas.

Tener la menstruación de manera irregular podría ser un signo claro de que algo está afectando a tu peso corporal. Otros síntomas que deberías vigilar son: tener fatiga de manera inusual, acné y pérdida o crecimiento rápido del cabello. Además, si experimentas un aumento o pérdida de peso repentina sin saber el porqué, ve al médico, porque podría tener una de estas 5 enfermedades.

Estrés crónico

Mujer frustrada en el trabajo Las glándulas suprarrenales responden al estrés crónico (un estado de ansiedad constante que continúa durante unos meses, tal vez como resultado de un evento trágico como la muerte de alguien cercano) con el aumento de la producción de cortisol, también conocido como la hormona del estrés. Ésto podría, en última instancia socavar tu metabolismo. Cuidado si eres deportista, el estrés afectará a tu rendimiento.

Un estudio realizado en la Universidad Estatal de Ohio encontró que las mujeres que experimentaron estrés dentro de las 24 horas después de consumir una comida de 930 kcal. y 60 gramos de grasa quemaron 104 kcal. menos que las mujeres que no habían experimentado un momento estresante. ¿La conclusión? El estrés puede causar una ganancia estimada de 5 kilos cada año en las mujeres.

Depresión

Mujer depresiva en la vía del tren La depresión puede manifestarse de varias maneras, una de las cuales es un cambio en el apetito. Algunas personas que se deprimen no tienen la energía suficiente para hacer cualquier cosa y quieren comer porque es fácil. Un médico puede ayudarte a averiguar cómo tratar mejor la depresión, si sufres de ella. También puedes utilizar el ejercicio físico contra la depresión.

Hipotiroidismo

Prueba del tiroides El hipotiroidismo causa una alteración en la producción de tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), las hormonas que ayudan al metabolismo. La condición se asocia a menudo con la pubertad o la menopausia (pero no siempre). Los síntomas pueden incluir movilidad reducida o una fuga mínima en los pezones.

La tiroides, que se encuentra en el centro del cuello, trabaja con el hipotálamo y la hipófisis para ayudar al metabolismo. El diagnóstico de hipotiroidismo incluye un examen de la tiroides y una serie de análisis de sangre. El tratamiento del hipotiroidismo implica la levotiroxina, una hormona que normalmente se toma a diario para revertir los síntomas como la fatiga crónica, el colesterol alto y el aumento de peso.

Síndrome de ovario poliquístico

Ovarios al microscopio El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es cuando un paciente tiene quistes benignos en los ovarios, y que provoca un desequilibrio de hormonas en la sangre. Los pacientes con SOP tienen altos los niveles de hormonas ‘masculinas’ (progesterona y testosterona), que afecta a su capacidad de ovular y puede causar acné y crecimiento de bello en el cuerpo y la cara (además de la obesidad).

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, SOP se asocia con un mayor riesgo de diabetes gestacional y diabetes tipo II, independientemente del IMC. Pero al abordar su peso (con o sin medicación), es posible que pueda aliviar los síntomas del SOP y disminuir el riesgo de este tipo de diabetes.

Diabetes tipo II

Prueba de azúcar en sangre La diabetes tipo II es una resistencia a la insulina, que afecta a la metabolización de la glucosa. El síntoma más claro es la imposibilidad de concentrarse porque el nivel de azúcar aumenta. Podríamos sentirnos algo hiperactivos. Los síntomas también pueden incluir el aumento de la sed o el hambre. Antes de desarrollar diabetes tipo II, puedes experimentar el síndrome de resistencia a la insulina o prediabetes. En esta etapa, se puede invertir la tendencia con cambios en la dieta y ejercicio físico, por lo que es importante recibir una evaluación inmediata con una prueba de glucosa en sangre.

Así que si has intentado ya a eliminar esos malos hábitos que te impedían perder peso, sigues tu rutina de ejercicios en casa en el gimnasio y quieres beneficiarte de las ventajas de perder conseguir tu peso ideal, deberás acudir a un médico especialista que te indique si tiene alguna de estas enfermedades o, por el contrario, estás fallando otra cosa por otro lado.

Última actualización: 8 de January, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo