Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Miostatina, una de las claves para ganar músculo

miostatina Cuando hablamos de crecimiento muscular nos estamos refiriendo a una serie de adaptaciones hormonales que se han desencadenado durante y después del entrenamiento. Como sucede con la hormona del crecimiento ya tratada en SportAdictos, existen otros factores que determinan las ganancias de fuerza o volumen muscular. La miostatina es otra de las claves en dicho proceso, cuya cantidad puede ser modificada con el ejercicio físico. ¿Quieres saber más sobre esta proteína? Quédate con nosotros y presta atención a la función que tiene la miostatina en tus resultados.

La miostatina se define como una proteína “bloqueadora del crecimiento muscular” Esto se refiere a que a mayores cantidades de miostatina en nuestro organismo, la inhibición para construir músculo será mayor mientras que con una cantidad inferior de la misma se podrá incrementar más fácilmente la masa muscular. Los estudios pertenecientes a este factor de crecimiento son relativamente novedosos, quedando aún muchos estudios que confirmen la acción de la miostatina. Por ahora sabemos cómo actúa y que su cantidad puede ser modificada con el ejercicio.

miostatina

La proteína la encontramos en todos los músculos de nuestro cuerpo con una función de deceleración del crecimiento muscular para evitar que nos desarrollemos en exceso. El objetivo, por tanto, será bloquear la miostatina para favorecer el proceso deseado. El ámbito científico que más ha desarrollado investigaciones sobre ello es en el campo de la medicina, con la pretensión de potenciar el crecimiento muscular en pacientes con enfermedades crónicas (cáncer y similares)

A pesar de que queda mucho por descubrir, los estudios han demostrado lo siguiente: el ejercicio físico contribuye a bloquear la miostatina y el sedentarismo favorece su acción. Sin embargo, otras de las consecuencias del temido sobeentrenamiento sería elevar la eficacia de la miostatina en sus funciones. Así , se determinan las siguientes cantidades de ejercicio y dieta para mantener a raya la acción de esta proteína.

  • Cantidad de ejercicio. De 3 a 6 sesiones de ejercicio aeróbico y el mismo volumen para objetivos de fuerza. Entrenar más supondrá elevar los niveles de cortisol y en consecuencia de misotatina.

  • Dieta. Entre 5 y 6 comidas diarias, 40 gramos de carbohidratos como mínimo antes del ejercicio y 100 gramos de este macronutriente después de realizarlo.

En conclusión podríamos afirmar que es de suma importancia controlar la cantidad de ejercicio y los nutrientes que ingerimos por razones como la miostatina. Aún queda mucho por investigar pero será un primer paso en el camino hacia la construcción de masa muscular.

Última actualización: 31 de January, 2015

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo