Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Caminar con peso, una alternativa si no quieres correr

caminar con pesas Las preferencias de actividad deben ser tenidas en cuentas a la hora de prescribir un tipo de ejercicio u otro. Igual que la comunidad de runners se encuentra en aumento exponencial, todavía son muchos los que no encuentran en ese deporte la motivación necesaria. El carácter cíclico de sus movimientos o la falta de constancia podrían ser algunas de las causas pero en cualquier caso también deberían alejarse de una vida sedentaria. Para tener más alternativas queremos mostraros los beneficios que tiene el caminar con peso, más de los que pensabas. ¿No te lo crees? Echa un vistazo.

Resulta evidente que no podemos equiparar el gasto calórico de una sesión de 60 minutos corriendo con un cierto tiempo caminando con pesaje, pero aún así logramos llegar a un objetivo deseado. El coste energético de esta actividad es la principal ventaja ya que el braceo con peso hace que pueda llegarse al 85% de la frecuencia cardíaca máxima (FCM)

Probablemente si eres una persona deportista, joven y activa la actividad se te quede corta, pero otra ventaja para el resto de la población es que puede ser practicada por un amplio espectro de gente. Únicamente se deberá prestar especial atención a aquellos que sufran complicaciones cardíacas o personas que padezcan dolor articular. La clave para la eficacia de esta actividad reside en el peso a desplazar.

caminar con peso

Las recomendaciones establecen una cifra entre los 0,45 y los 1,36 kilos en cada mano. Estudios similares han demostrado que cuando el peso ronda la primera cifra no se aumenta el riesgo de lesión en ninguno de los casos, por lo que estamos hablando de un modo seguro de hacer ejercicio. Es más eficaz que las tobilleras lastradas que sí podrían dañar las articulaciones.

¿Cómo puedo complementar esta actividad? Existe un modo de andar llamado Power Walking o Speed Walking que consiste en andar lo más rápido posible llegando al límite biomecánico de la marcha. Con pesos bajos puedes aprovechar esta modalidad para subir un escalón en la intensidad de tus entrenamientos, sobre todo si ya posees cierta experiencia en el campo. Las ventajas se asemejan al correr pero de una forma más adaptada, puesto que el impacto articular es mucho menor al tener un pie siempre en contacto con el suelo.

Debemos buscar siempre suplir las necesidades en función de las características de la persona, y si correr no implica ninguna motivación para ti, escoge otro tipo de ejercicio como el caminar con peso. No olvides la progresión, empezando con pocos kilos e ir aumentándolos gradualmente. Sin duda, una actividad de gran valor para ciertas poblaciones, y es que caminar reporta más beneficios de los que te imaginas.

Última actualización: 3 de February, 2015

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo