Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Qué comer antes de un entrenamiento HIIT

Participantes en un clase de HIIT

Muchas son las personas que se están iniciando en el entrenamiento HIIT en los últimos meses. Quizá sea por la idea de que con este tipo de ejercicios nuestro corazón trabajará más y quemaremos una mayor cantidad de calorías que con otros entrenamientos. Pero, a veces nos preguntamos qué debemos comer o beber antes de un entrenamiento de este tipo. Hoy tenemos la respuesta para ello.

En primer lugar, yo no recomendaría hacer ejercicio con el estómago vacío, sobre todo cuando vamos a hacer un tipo de entrenamiento como este, de alta intensidad con intervalos. Nuestro cuerpo está en un estado catabólico (pérdida de masa muscular), y el ejercicio hace que ese estado se acentúe. La idea sería reducir los niveles de grasa corporal, manteniendo el tejido muscular intacto.

Cuando nos iniciamos en el HIIT, nuestra dieta no debe sufrir ningún cambio significativo. Uno de los conceptos del HIIT es que quema las reservas de glucógeno antes de que el cuerpo pueda convertir el tejido muscular para obtener energía durante la gluconeogénesis. Esto significa que debemos tomar algo con carbohidratos antes del entrenamiento. Otra de las premisas del entrenamiento HIIT es que debe completarse justo antes o alrededor del momento en el que las reservas de glucógeno muscular y hepático estén repletas. Suele ser entre 15 y 20 minutos. Por tanto, un HIIT más largo no traerá más beneficios.

Antes del HIIT

Barrita para antes de un HIIT

El HIIT es ideal para la gente que tiene poco tiempo al día para entrenarse. Y si vas al gimnasio a hacer el HIIT desde el trabajo, mejor piensa en un snack para poder llevar y almacenar en el trabajo o de dónde vengas. Anota una barrita con nueces y fruta deshidratada en el top de tu lista para este momento. Estas te proveerán de carbohidratos complejos para recargar tus músculos de energía, son ricas en fibra, proteínas y grasas saludables que mantienen a tu estómago saciado. No debe ser mayor de 200 kcal. y, al menos, 4-5 gramos de cada una, proteínas y fibra.

  • ¿Cuándo?: entre 30 y 45 minutos antes de iniciar el HIIT.

Alrededor de una hora y media antes del HIIT deberemos comer algo para permitir el vaciado gástrico y la absorción de nutrientes a la sangre. Y también algo justo después del entrenamiento, como se hace en una sesión de musculación. La idea del HIIT es aumentar la tasa metabólica en reposo, para que el gasto total de oxidación de grasas sea mayor que antes de hacer el HIIT. Después del entrenamiento, ni se te ocurra pegarte un atracón, el HIIT no te da derecho a hacer una barbaridad una vez has quemado cientos de calorías.

En este sentido es donde el HIIT es más efectivo que el cardio habitual (o steady state) en cuanto al gasto calórico. Los estudios han demostrado que el HIIT puede aumentar la tasa metabólica hasta 36 horas después del entrenamiento. Por tanto, no debemos alarmarnos si vemos que nuestro metabolismo basal se mantiene durante el día siguiente, sería normal.

Última actualización: 25 de February, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo