Los beneficios más destacados de correr hacia atrás

COMPARTIR 0 TWITTEAR

correr hacia atras Las innovaciones en el campo del entrenamiento ofrecen un cambio en la dinámica de las sesiones, para así mantener la motivación elevada de aquellos que entrenan. Cuando subimos a la cinta podemos cambiar la forma de correr para no aburrirnos sobre ella en cuyo listado podemos añadir el correr hacia atrás. Aunque no es común en muchos gimnasios te aportará más beneficios de los que creías, que enumeraremos más adelante. Recuerda trabajar siempre la globalidad de tu cuerpo cambiando los patrones de movimiento a los que estás acostumbrado. Una razón más para subirte a la cinta de correr y mejorar tu corazón y músculos.

correr hacia atras

  • Mayor quema de grasa. Algunos estudios han confirmado esta propiedad del reverse running. El porcentaje de grasa corporal se reducía en mayor medida que con el mismo programa pero corriendo hacia adelante, por lo tanto podremos perder más peso si se realiza correctamente.

  • Mejora la carrera hacia adelante. Muchos corredores impactan su talón con agresividad cuando salen a entrenar, un patrón técnico que acabará dañando las articulaciones del tren inferior. Cuando corremos de espaldas si lo hacemos con la técnica correcta, estamos apoyándonos sobre la parte anterior del pie y favoreciendo la automatización de ese gesto cuando corramos hacia adelante.

  • Mejora del equilibrio. Se verá mejorado al fortalecer otros músculos menos implicados en el running convencional y también por los ajustes continuos que se deben hacer para no perder el equilibrio. Precisamente por ello se aconseja empezar a correr en cinta apoyándonos en las sujeciones laterales durante los primeros pasos, acostumbrándonos a avanzar en el sentido opuesto a lo común.

  • Prevención y rehabilitacíon de lesiones. Un estudio confirmó que utilizando este tipo de trote se reducía el riesgo de padecer el conocido síndrome de la rodilla de corredor o síndrome patelofemoral al reforzar la musculatura que protege la rodilla. La mejor forma de hacerlo, según otro estudio, es andar con una inclinación sobre la cinta. Esto puede servir para incluir la marcha hacia atrás en los programas de prevención y rehabilitación de lesiones.

Cuantas más variantes incorporemos a una rutina de entrenamiento mayores adaptaciones se producirán en nuestras estructuras corporales. Correr de espaldas es una estupenda idea siempre y cuando se realiza en condiciones de seguridad, incrementando la velocidad progresivamente junto con la técnica adecuada.

Archivado en Adelgazar, Backward running, Beneficios, Correr, Grasas, Lesiones, Rodillas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs