El peso muerto como ejercicio funcional

COMPARTIR 0 TWITTEAR

dead lift Cuando hablamos de levantar grandes cargas probablemente desestimamos que ese ejercicio tenga un objetivo funcional, o que realmente se trabaje la globalidad de los grupos musculares. Como ejemplo a este error común os queremos presentar una nueva visión de uno de los movimientos más ejecutados en el gimnasio: el peso muerto o dead lift. Presente en muchas de las rutinas, el peso muerto ha sido objeto de debate entre los amantes al fitness por los riesgos que conlleva su aplicación. Sin embargo, cuando se realiza bajo las condiciones técnicas idóneas el dead lift puede ser más funcional de lo que parece.

Probablemente sea uno de los ejercicios que más riesgo de lesión posee, principalmente por los errores técnicos que suelen llevarse a cabo. De ahí que sea tan evitado por algunos entrenadores personales aunque si existe una correcta posición los beneficios serán muy superiores.

¿Qué estamos entrenando?

La cadena posterior es la más trabajada en el peso muerto, y lo que es aún más importante, la globalidad con la que se trata. Cadera, zona lumbar y cintura escapular ayudarán a levantar en mayor o menor medida según los tipos de peso muerto que se practiquen. Cabe añadir que la intensidad debe ser altamente individualizada para que la carga no suponga un peligro para la salud muscular del individuo, no cayendo en la trampa de que por más peso más se trabajará. Es recomendable hacerlo bien con menos carga que mal con una intensidad mayor.

Funcionalidad

Vayamos a la pregunta en cuestión, ¿es el peso muerto un ejercicio funcional? Radicalmente sí, ya que con él estaremos imitando y mejorando gestos de la vida cotidiana. Levantar las bolsas de la compra, elevar el cesto de la ropa…son algunos de los muchos movimientos que se transfieren al ejercicio del peso muerto, es decir, un ejercicio funcional. Por lo tanto, altamente recomendando tanto para el rendimiento como la salud.

peso muerto

Para entrar en el enfoque funcional del dead lift repasemos sus bases biomecánicas. La clave fundamental de todo levantamiento de carga es el disco intervertebral. Él es capaz de soportar grandes cargas y presiones cuando se le somete a una posición fuera del patrón natural. Una inestabilidad en la columna acentuaría dicho estado patológico, dando lugar a múltiples lesiones dorsales (hernia de disco, entre otras) Reforzando las estructuras que intervienen en el peso muerto, daremos lugar a una mayor protección del disco intervertebral.

La fase concéntrica del dead lift es la que más adaptaciones produce. Tanto en ella como en la excéntrica debemos realizar un correcto trabajo de coordinación tanto intramuscular como intermuscular, por lo que se ensalza aún más el carácter funcional del ejercicio. Un punto más que añadir a sus beneficios.

En definitiva el peso muerto es un ejercicio estupendo para llevar a cabo en cualquier rutina, aunque para realizarse con la técnica correcta es recomendable acudir a un entrenador personal que verifique la postura durante el recorrido. La salud de tu espalda pasa por evitar desequilibrios posturales diarios, y el peso muerto te ayudará a ello.

Archivado en Beneficios, Dead lift, Entrenamientos, Músculos, Peso muerto, Técnica
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Juan dice:

    Hola amigos, quisiera saber el porque hace tiempos me salieron un par de estrias cuando estaba haciendo peso muerto, me salieron en la parte del pecho y el bicep.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion