Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Los beneficios más destacados del entrenamiento concurrente

entrenamiento de fuerza Ceñirse a una única forma de entrenamiento puede suponer un peligro para el rendimiento y la motivación del practicante. Los profesionales de la actividad física buscamos siempre el máximo de beneficios a cualquier rutina, apoyándonos para ello en las múltiples formas de entrenar que posee el campo del ejercicio. El entrenamiento concurrente no es ni más ni menos que trabajar la fuerza y la resistencia complementariamente, con el objetivo de que ambas aptitudes se reflejen en los resultados que esperamos lograr. Los beneficios superan a cualquier otra rutina analítica, extrapolándose también a términos de salud. Veamos sus beneficios primordiales.

Como se acaba de señalar, el concurrent training es la forma de entrenamiento que pretende desarrollar las dos aptitudes predominantes en cualquier modalidad: la fuerza y la resistencia. Resulta evidente que las dos no pueden ser trabajadas en el mismo porcentaje, ya que si así fuera se desequilibrarían los estímulos necesarios para cada deporte. Sin embargo todos conocen, o deben conocer, la importancia de entrenar la fuerza en corredores (el ejercicio aeróbico por excelencia) Trabajando de esta manera estaremos utilizando el entrenamiento concurrente.

running

Los estudios científicos han demostrado en numerosas ocasiones que este tipo de entrenamiento combinado produce mejoras tanto a niveles amateur como en el alto rendimiento. Los beneficios fisiológicos que se derivan del concurrent training son los siguientes.

¿Cómo hacerlo?

Es el gran debate de los últimos años, y es que los mitos extendidos decían que trabajar fuerza y resistencia podría incidir negativamente sobre el rendimiento y llevarnos atrás en el progreso. Parte de razón tiene este mito, pero vamos a esclarecer en qué casos se produce.

Personas no entrenadas

Sale y colaboradores afirmaron que, en jóvenes no entrenados, el entrenamiento concurrente producía unos mayores niveles de fuerza entrenando días alternos que trabajando solo una aptitud. ¿La razón? El efecto residual que se derivaba de su práctica. Por lo tanto, si eres novato en el campo del entrenamiento debes saber que la mejor manera de incrementar tus capacidades físicas es alternar tanto la fuerza como la resistencia.

Personas entrenadas

Para objetivos de fuerza el tipo de entrenamiento debe cambiar. Aquí si debemos hacer caso al mito, ya que el mismo autor anterior demostró que las mayores ganancias de fuerza se producían cuando se trabajaba aisladamente dicha aptitud. Al acumular fatiga de resistencia sin dejar el suficiente tiempo de descanso (24 horas) seremos capaces de movilizar menos carga y, por tanto, reducir nuestra capacidad muscular.

Para objetivos de resistencia sí se recomienda utilizar el entrenamiento concurrente, alternando sesiones de fuerza, resistencia y velocidad. Los grupos musculares implicados en el ejercicio ganarán más fuerza, traduciéndose en una mayor eficiencia durante el ejercicio aeróbico.

A modo de conclusión podríamos afirmar que el entrenamiento concurrente es una estupenda opción siempre y cuando estés entrenado o practiques deportes de resistencia, además de ganar en salud. La mejor manera de tener una calidad de vida excelente es trabajar conjuntamente las aptitudes que necesitas en tu día a día.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo