Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Hernia discal? Estas son las pautas para realizar ejercicio

dolor de espalda Teniendo presente que cualquier alteración patológica debe ser tratada por un especialista sanitario en primera instancia, el ejercicio físico también puede ser beneficioso para este tipo de poblaciones. Incluso se recomienda como medio de recuperación en la mayoría de lesiones, como sucede en el caso de la hernia discal. Aunque no suela conocerse el dato, este tipo de lesión afecta mayoritariamente a los menores de 40 años según la epidemiología pertinente. La razón es la práctica inadecuada de ejercicio físico (déficit técnico) junto con hábitos posturales poco recomendados. Si has padecido o sufres hernia discal y te gusta el ejercicio, presta atención a lo siguiente.

Antes de comenzar recordemos que la hernia de disco se define como el desplazamiento del núcleo discal intervertebral hacia la zona dorsal, aplastando nervios que causan el dolor característico. Si deseas practicar ejercicio debes contar con la aprobación de un médico, fisioterapeuta o cualquier otro especialista que lo avale.

Impacto articular

Puesto que se trata de una lesión derivada de una fuerte o constante presión en la zona cervical, dorsal o lumbar la primera pauta que debes tener en cuenta es evitar cualquier tipo de impacto dañino. Sobre todo los primeros meses, no comiences con un entrenamiento aeróbico donde predomine la carrera puesto que es probable que agraves la lesión.

¿Formas de sustituir el entrenamiento cardiovascular? Cualquiera que no ejerza un impacto elevado, como la natación, la elíptica o la bicicleta estática. De esta forma podrás seguir con tu progreso aeróbico sin necesidad de poner en peligro tu columna vertebral.

Tensión

dolor de espalda

A la hora de seleccionar los ejercicios es más que recomendable que acudas a un entrenador personal cualificado, así evitarás movimientos propensos a agravar la dolencia. Si no dispones de un personal trainer y tienes cierta experiencia en el entrenamiento, aléjate de los ejercicios que requieran una flexión de tronco como los clásicos abdominales.

Tampoco sometas a la columna vertebral a cargas axiales que recaigan sobre la columna, por ejemplo la sentadilla con barra donde todo el peso se apoya en ella. Mi recomendación es que utilices rutinas globales de cuerpo sin un aislamiento muscular específico, para así equilibrar el resto de estructuras modificadas con la lesión.

Posturas técnicas

Puedes seleccionar los mejores ejecicios para una hernia discal, pero no estarás a salvo de ninguno de ellos si no cuidas tu higiene postural en cada movimiento. Mantén la espalda en una posición cómoda y recta de tal forma que las curvas de la columna no se acentúen en exceso. Para los estiramientos el consejo es que los ejecutes con la máxima suavidad posible sin ejercer una gran tensión en la hernia discal.

Fortalecer zona afectada

Por supuesto cuando te encuentres bien tu objetivo será fortalecer los músculos dorsales para evitar cualquier nueva reaparición. Para ello trabaja tu faja abdominal o core con inestabilidad externa pero con una planificación adecuada del entrenamiento que cumpla los requisitos de progresión y ausencia de sobreentrenamiento. Echa un vistazo a nuestra propuesta de ejercicios para la zona lumbar e introdúcelos en tus sesiones.

Quizá el punto más importante de todos es la actitud postural que lleves en tu vida diaria, tanto en el gimnasio como el resto del tiempo. Una espalda sana es sinónimo de una calidad de vida elevada, por ello la importancia de prevenir cualquier tipo de lesión dorsal.

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo