Herramientas para la readaptación física tras las lesiones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lesiones en deporte

Siempre que practicamos cualquier tipo de deporte nos exponemos a poder tener algún tipo de lesión, aunque dependiendo del tipo de deporte o de intensidad, sean estas más o menos frecuentes. Es por ello que en el día de hoy vamos a tratar de aclarar un poco como debería ser la readaptación física tras una lesión, intentando que tras este proceso, todo esté como antes de la lesión. Y es que en los últimos tiempos ha cambiado mucho la forma de ejercer esta readaptación.

Hoy en día, la readaptación fundamentalmente se compone de ejercicios propioceptivos y neuromusculares, para hacer que tanto los músculos afectados directamente como los músculos que se ven involucrados de manera indirecta y no han podido ser trabajados de manera aislada, vuelvan a recuperar sus características iniciales. Anteriormente, este tipo de trabajo apenas se usaba, todo era más bien reposo hasta la recuperación completa, y a raíz de esta, volver a entrenar para recuperar la forma lo antes posible.

Normalmente, la mayoría de lesiones se producen en el tren inferior, ya que el deporte más practicados en España es el fútbol, y también hay gran afición por el running, así que vamos a centrarnos en la musculatura del tren inferior para el trabajo que vamos a proponer. Para ello, os mostraremos dos instrumentos con los que trabajar tanto a nivel neuromuscular como propioceptivo.

Trabajo neuromuscular

Messi tirante muscular Para realizar el trabajo neuromuscular, y por tanto recuperar la capacidad de nuestros músculos, podremos hacer uso del tirante muscular, también llamado tirante ruso. Con esta herramienta trabajaremos ejercicios excéntricos, es decir, ejercicios en los que las fibras musculares se alargan en vez de acortarse, como hacen en los concéntricos. Los beneficios de este tipo de trabajo son múltiples, pues ofrece mucha seguridad y un muy bajo riesgo de lesión, para desarrollar el sistema músculo-tendinoso.

Por su versatilidad, puesto que con este tirante muscular podremos trabajar readaptaciones en muchas disciplinas deportivas diferentes, por su bajo coste y su escaso mantenimiento, recomendamos realizar el trabajo neuromuscular con esta herramienta.

Trabajo propoceptivo

Propiocepcion con bosus Y por su parte, para el trabajo de propiocepción, vamos a hacer uso de bosus, que como podemos ver, está muy de moda su uso en los últimos años. Esta forma de entrenamiento se lleva a cabo en bosus debido a la inestabilidad que nos ofrece, ya que podemos definir la propiocepción como un acto reflejo del cuerpo al notar cierto desequilibrio tras un movimiento inesperado. Siendo en este momento, donde se hace valer la propiocepción, volviendo a ubicar en sus respectivos sitios a las articulaciones, como ya nos explicó Javier.

Por lo tanto, con estas plataformas, podremos trabajar el fortalecimiento de nuestras articulaciones de una forma muy completa y segura. Recordamos que trabajamos tanto equilibrio como propiocepción haciendo uso del bosu. Si queremos trabajar totalmente la propiocepción, tendremos que hacerlo con los ojos cerrados, haciendo la situación mucho más inesperada al entrar en contacto con el bosu. Esto junto al trabajo en diferentes angulaciones de tobillo, rodilla y cadera, nos bastará para trabajar todos los músculos del tren inferior.

Así que si estás saliendo de una lesión, te recomendamos hacer uso de estas herramientas para conseguir una recuperación completa del miembro afectado. Consulta con fisioterapeutas o médicos especialistas en deporte para saber en qué momento empezar la readaptación, y así volver cuanto antes a la normalidad. ¿Conocías estas técnicas para la readaptación física?

Archivado en Ejercicios, Lesiones, Propiocepción, Readaptación, Recuperación
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs