Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo cocer un huevo de manera perfecta siempre

Huevo cocido

Si necesitas un alimento rico en proteínas que a la vez sea versátil tanto en conservación como en transporte, quizás sea el huevo cocido el alimento que buscas.

Ten en cuenta que si unimos al huevo cocido una ración de pollo, podremos comer adecuadamente casi en cualquier lugar sin ningún tipo de problema.

El principal problema que tenemos cuando vamos a cocer un huevo es el tiempo de cocción, debido a que como no podemos ver su interior, es muy fácil cometer errores en ese sentido.

Tanto si lo cocinamos por exceso como si lo hacemos por defecto, el huevo no quedará bien, así que os traemos una pequeña guía para intentar resolver este problema y poder disfrutar de este alimento tan nutritivo.

La técnica

  • Paso 1. Coloca los huevos en una olla con agua fría. Asegúrate que hay aproximadamente dos dedos de agua por encima de ellos y que quepan bien todos.

    Si echas un poco de vinagre, cuando vayas a pelarlos, la cáscara saldrá con mayor facilidad.

  • Paso 2. Coloca la olla en el fogón a fuego lento.

  • Paso 3. Cuando el agua comience a hervir ligeramente alrededor de los huevos, tapa la olla y muévelo a un fogón que esté apagado o póngalo en la encimera.

  • Paso 4. Coloca el temporizador y mira los tiempos que te vamos a poner a continuación.

El tiempo

  • 3 minutos. La clara está empezando a cuajar, aunque sigue prácticamente líquida. La yema sigue estando totalmente líquida.

  • 4 minutos. La clara está casi cuajada y la yema comienza a hacerlo.

  • 6 minutos. La clara está cuajada y la yema ya está suave, podríamos compararla con un pudin.

  • 10 minutos. Tanto la yema como la clara están ya cuajadas, aunque la yema sigue algo cremosa.

  • 15 minutos. El huevo está completamente sólido y duro.

Una vez que hemos terminado con la cocción, meteremos los huevos en un recipiente con agua fría durante un minuto.

Una vez pasado el minuto, golpeamos la cascara con el borde del recipiente para romperla y poder empezar a pelarlo. Cuando esté pelado completamente, ya estará listo para comer.

Cuestión de frescura

Una de las cuestiones fundamentales para que el huevo salga perfecto es su frescura. Si no sabemos realmente cuánto tiempo lleva en nuestra nevera, podemos hacer una sencilla prueba para comprobar su frescura.

Colocamos un recipiente de vidrio con agua y echamos los huevos. Los más frescos permanecerán totalmente tumbados en el fondo, y conforme vayan teniendo algunas semanas, en vez de permanecer tumbados se irán elevando.

Es decir, que si nuestro huevo flota, será mejor que ni se nos ocurra abrirlo.

Huevo cocido cortado por la mitad

Así que de esta forma, haciendo uso de estos sencillos pasos y teniendo cuidado con el reloj, podremos prepararnos unos perfectos huevos cocidos para disfrutarlos en las comidas que hagamos a lo largo del día sin ningún tipo de problema.

Esperamos que sirva para hacerte la vida un poco más fácil, a veces no es sencillo preparar la comida cuando tenemos que comer fuera.

¿Conocías estos sencillos trucos?

Última actualización: 31/03/2015 a las 18:06

Mario Rodríguez

Foto Mario Rodríguez

Apasionado de las nuevas tecnologías y del deporte. Graduado Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la UPO. Me encanta practicar deporte y cacharrear todos los móviles que puedo. Me encontraréis por Twitter en @MarioRdriguez.

Sigue leyendo