Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

4 cosas que deberías saber antes de tu primera maratón y que quizás nadie te ha contado

Maratón de Buenos Aires

El día en que corres tu primera maratón es un día muy especial y seguramente inolvidable. Son muchos los kilómetros recorridos, muchas las horas agotadoras de entrenamiento y muchos los sacrificios que te llevan hasta ese día, por lo que la parte más difícil está hecha ya. ¿Es esto suficiente para correr una maratón con garantías? Lo cierto es que no.

Hay muchos factores que pueden hacer que todo tu esfuerzo y tus meses de entrenamiento no tengan el resultado esperado. Estos forman parte del éxito de nuestra carrera en casi igual proporción que los entrenamientos que hayamos realizado, ya que en una prueba de estas características, lo que parezca más insignificante puede acabar suponiéndonos el abandono de la misma y la frustración de nuestras expectativas.

A continuación, te hablamos de estos factores de los que nadie habla pero que forman buena parte del hipotético éxito que tengamos o no en una maratón.

La necesidad de planearlo todo con la suficiente antelación

Lo mejor, es que el mismo día de la prueba, no tengamos que dedicar ningún esfuerzo a preparar, buscar o acabar de ordenar lo necesario para realizar la prueba. Nuestra ropa, accesorios, avituallamiento y hasta la forma de llegar al lugar donde comience la prueba debería estar preparado desde la noche antes de la carrera como mínimo. Si lo hacemos así, evitaremos buena parte del nerviosismo y estrés que tengamos y ganaremos en serenidad, algo que tendrá consecuencias positivas en nuestro rendimiento.

Las pruebas con gaseosa

Este dicho popular nos viene de perlas en los momentos antes de la maratón. Debemos de realizar exactamente lo mismo que hemos estado haciendo durante meses antes de irnos a entrenar. Si tomábamos café lo haremos, si desayunábamos tal o cuál alimento lo haremos exactamente igual. Por supuesto, no estrenaremos zapatillas ese día, ni probaremos ningún nuevo producto. Probar nuevas estrategias, tomar otros alimentos o decantarnos por un suplemento que nos hayan recomendado es propio de nuestros entrenamientos y no del día de la carrera.

Conocer el terreno es siempre una ventaja

Si el lugar de la carrera no es el lugar donde hemos venido entrenando habitualmente, sería óptimo que optáramos por intentar darnos una vuelta o hacer un entrenamiento de prueba días antes de la carrera en el sitio en que tendrá lugar esta. Conocer el terreno supone una ventaja, tanto en el plano físico como en el mental y puede ayudarnos a que en momentos de duda podamos aguantar lo suficiente como para conseguir finalmente acabar la carrera.

No se deje llevar por el ambiente, la ansiedad o el ritmo de otros corredores

En carreras multitudinarias es probable que de manera inconsciente, nos dejemos llevar por el ritmo del resto de corredores o que queramos ir a un ritmo más alto del que podemos soportar debido al ambiente o a la propia competición. Ante esto, debemos mostrar templanza y tener la mente fría, ya que si no lo hacemos, es muy probable que no seamos capaces de acabar la carrera. Debemos respetar el ritmo que nos hemos marcado en nuestros entrenamientos y apostar por lo que sabemos que funciona y hemos probado ya en nuestros entrenamientos.

Maratón de Nueva York

Para concluir, y a modo de resumen, si hemos realizado un buen trabajo en los meses anteriores a la prueba a la que nos enfrentemos una parte del trabajo está hecha. La otra, depende de una buena planificación del día antes de la carrera, de repetir hábitos que sabemos que funcionan y de no dejarnos llevar por circunstancias propias de la competición. Si hacemos todo esto, el éxito en nuestra primera maratón está más que asegurado. ¿Estás preparado para correr tu primera maratón?

Última actualización: 17 de March, 2015

Mario Rodríguez

Foto Mario Rodríguez

Apasionado de las nuevas tecnologías y del deporte. Graduado Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la UPO. Me encanta practicar deporte y cacharrear todos los móviles que puedo. Me encontraréis por Twitter en @MarioRdriguez.

Sigue leyendo