Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

HIIT en la playa

Hemos hablado mucho de lo que debemos comer antes de un HIIT, de sus diferencias con el CrossFit y con el ejercicio aeróbico normal, etc. Muchas son las personas que, poco a poco, se están uniendo a grupos en gimnasios para practicar HIIT como única actividad física. Y no es para menos, el HIIT nos aportar una serie de beneficios a corto plazo que no hacen otro tipos de ejercicios. Hoy os contaremos lo que debéis saber antes de comenzar toda clase de HIIT y que vuestro monitor especialista en este tipo de entrenamiento debería comunicaros previamente.

Cortos y rápidos intervalos son el camino apropiado para conseguir la pérdida de grasa que necesitas. Sin embargo, si no estás seguro/a de lo que vas a hacer o estás haciendo, tu entrenador o monitor especialista en HIIT deberá darte una serie de indicaciones antes de comenzar. Hoy te damos 5 consejos esenciales para no ‘morir’ en tu primer HIIT.

Siéntete cómodo/a

Esa imagen que solemos ver de deportistas realizando HIIT o CrossFit en los box de los gimnasios, sudando y saltando como nunca has saltado en tu vida, hace que a cualquiera le intimide la idea de tan solo intentar un entrenamiento de intervalos a alta intensidad. Que no te de miedo el HIIT, si no te sientes confiado y cómodo con algunos ejercicios pliométricos, puedes sustituirlos por otros. La cuestión está en realizar varios ejercicios sencillos con una muy alta intensidad. Una vez domines los ejercicios más básicos, podrás ir metiendo variantes más complicadas para llevar a tu HIIT a otro nivel.

Escalera horizontal

La técnica por encima de las repeticiones

¿Ves a aquel bestia haciendo sentadillas a la velocidad del demonio? No le hagas caso. Es más importante centrarse en la forma de ejecutar los ejercicios y saber como garantías que lo haces bien, que hacer repeticiones a lo loco y sin importar la técnica. Habrá gente que haga 40 sentadillas en medio minuto, y si tú solo puedes hacer 10 en el mismo tiempo, no pasa nada. Quizás la otra persona haya utilizado una técnica errónea y, a la larga, tendrá lesiones irreparables. Céntrate en la calidad y no en la cantidad.

Inténtalo hasta que no puedas más

Si no puedes mantener la misma posición de un ejercicio mucho tiempo, al menos lo habrás intentado. Por ejemplo, si comienzas a hacer flexiones y solo puedes completar una con la técnica aprendida, puedes modificar la postura tras esa repetición para hacer la siguientes apoyando las rodillas en el suelo. Intenta probar el ejercicio en su forma original y no comenzar con la variante sencilla.

Descansa

No te preocupes, esos 30 segundos de descanso pasarán rápido. Estate seguro/a de que descansas durante ese tiempo que te han dado. Este periodo corto es esencial tomárselo con calma para reducir las pulsaciones lo máximo posible. Estos descansos son necesarios para afrontar la siguiente tanda intensa de ejercicios con la intensidad que tú cuerpo requiere.

HIIT en escalera horizontal

Hidrátate antes

Los entrenamientos HIIT te harán sudar muchísimo y te darán sed casi al instante. Pero, cuidado, porque si bebes agua durante el entrenamiento, podrías sufrir algún calambre o flato. Por tanto, te recomendamos hidratarte previo al inicio del HIIT, unos 30 minutos. Esto prevendrá que tu cuerpo necesite irremediablemente líquidos durante la actividad física.

Si tu monitor o entrenador no te advierte con estos consejos, remítele a esta página de inmediato. Todos debemos conocer los riesgos y los beneficios que tiene todo tipo de actividad física antes de comenzar a hacerla. Con el HIIT mejoraremos nuestro rendimiento deportivo, pero debemos ser conscientes en todo momento de lo que hacemos y para qué lo hacemos.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo