Esto dice la ciencia sobre el CrossFit

COMPARTIR 0 TWITTEAR

crossfit La ciencia es la encargada de avalar cualquier tipo de entrenamiento que esté extendido entre el mundo del fitness, con la suma importancia de desechar las teorías basadas en las experiencias individuales que originan falsos mitos. El CrossFit está de moda, algo que agrada a los partidarios pero que tiene en contra a los detractores que se sitúan en el otro extremo. Por ello desde SportAdictos queremos dar un punto de vista objetivo basado en varios artículos científicos que nos harán sacar una conclusión sobre el famoso CrossFit tan practicado en la actualidad. ¿Quieres saber la respuesta? Vamos allá.

A favor

Desde la perspectiva positiva encontramos un artículo referencia para todos aquellos que avalan el CrossFit como modo de entrenamiento. El estudio publicado en el año 2013 tenía como objetivo valorar los efectos que producía un entrenamiento de CrossFit de alta intensidad (parecido al HIIT) sobre la condición aeróbica y la composición corporal. Los ejercicios eran similares a los practicados en cualquier box de CrossFit y la muestra fue de 54 personas aunque 11 de ellas tuvieron que abandonar a lo largo del programa de 10 semanas por lesión.

Los resultados que se derivaron del estudio fueron:

crossfit

  • Mejoraron su consumo de oxígeno máximo (VO2máx) y, en consecuencia, su capacidad aeróbica.

  • Se consiguieron reducir el peso, el índice de masa corporal y el porcentaje de grasa tanto en mujeres como en hombres.

  • Aumentaron su masa magra (libre de grasa) sobre todo el género femenino.

Este estudio, por lo tanto, demostró que tanto en hombres como en mujeres se pueden mejorar las variables de salud y rendimiento con un entrenamiento de CrossFit. Cabe señalar que la condición física de los sujetos era óptima en el momento de comenzar el estudio.

En contra

Como la justificación más expandida en contra del CrossFit es el riesgo de lesión, en un estudio británico decidieron observar qué decían las estadísticas al respecto. Para realizarlo se distribuyeron cuestionarios online por los distintos ámbitos del CrossFit, en donde se recogían datos relacionados con los programas de entrenamiento, suplementación y perfiles de los lesionados entre otros.

Los datos mostraron una clara tendencia hacia la lesión. De las 132 personas encuestadas el 73,5% (97) afirmaron que se habían lesionado alguna vez practicando CrossFit, sumando más de 180 lesiones entre todos los sujetos. De ellos el 7% necesitó intervención quirúrgica para su dolencia. Las zonas más afectadas fueron los hombros y la columna. Por ello, debemos practicar CrossFit con seguridad ante todo.

Conclusión final

Observando este y otros estudios podemos encontrar un punto intermedio en la crítica al CrossFit. Esta disciplina no es ni más ni menos que una batería de ejercicios funcionales practicados a alta intensidad, con movimientos técnicos que requieren de una familiarización previa. Precisamente este aspecto es que el determinará la eficacia del CrossFit, la seguridad. El CrossFit es bueno si existen profesionales que apliquen los principios del entrenamiento con una dificultad progresiva, pero puede ser (y de hecho lo es) perjudicial cuando se lleva a cabo conjuntamente sin supervisión constante.

Más allá de los artículos científicos contradictorios que podamos observar, es importante que apliquemos ante todo la lógica del entrenamiento que nos haga situar los beneficios por encima de los riesgos. Cada persona requiere de un trato individualizado, también en el CrossFit.

Archivado en Beneficios, Ciencia, CrossFit, Lesiones, Músculos, Perder peso
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion