La pliometría también para quemar grasa

COMPARTIR 0 TWITTEAR

pliometria Un término, en forma de entrenamiento, muy común en la preparación física del rendimiento es la pliometría. De ella hemos hablado en muchas ocasiones, citando la correcta progresión en su utilización o sus efectos sobre la mejora en el salto vertical. Hoy queremos tratar la pliometría con un uso totalmente distinto, que puede servir para uno de los objetivos más perseguidos en la actividad física: la quema de grasa. Perder peso requiere de ejercicios dinámicos, una propiedad que encontramos en los movimientos pliométricos. Veamos cómo adaptarlo para maximizar la pérdida de peso con ellos.

La razón por la que se incrementa el gasto calórico con el entrenamiento pliométrico es por la intensidad aeróbica que requiere al permanecer en constante movimiento, pero también por la implicación muscular que conlleva. Cuádriceps, gemelos y otros músculos del tren inferior se verán activados en cada salto. La University of New Mexico confirmó que la quema de grasa era considerable y que los ejercicios pliométricos eran una opción bastante recomendable para tal fin.

pliometria

Para que los efectos sean eficaces se deben respetar parámetros esenciales del entrenamiento, sobre todo en ejercicios explosivos como los pliométricos. Respecto al volumen del mismo recuerda que para los que se inician en la pliometría no se recomienda que superen los 80 o 100 saltos por sesión, aunque si ya la has practicado puedes incrementar su número. Otro aspecto fundamental es el descanso ya que con la pliometría estamos trabajando con el sistema nervioso. Entre dos y cuatro días deben pasar entre sesiones de este tipo.

Otro punto a tener en cuenta es la adaptación o transferencia que queramos dar a nuestro deporte. No tiene sentido entrenar pliometría sin un fundamento técnico ya que estaremos perdiendo motricidad específica en nuestra modalidad. Recuerda siempre ejecutar movimientos explosivos con una transferencia clara hacia el deporte practicado. No olvides que la pliometría también es para el tren superior, ya sea con flexiones con salto o dominadas pliométricas.

Si no practicas deporte lo mejor es que combines el entrenamiento pliométrico con el aeróbico, pudiendo utilizarlo los días que descanses del primero. Eso sí, no es recomendable que, por ejemplo, salgas a correr en tirada larga el día después de entrenar saltos puesto que el impacto de cada zancada puede equipararse (en menor medida) al fundamento pliométrico. Mejor que te subas a la bici o te muevas en la elíptica para no sobreentrenar, más aún si eres primerizo en este tipo de entrenamiento.

Los ejercicios pliométricos ofrecen un gran listado de beneficios que van más allá del rendimiento deportivo, además de economizar el material ya que no requiere ningún tipo de equipamiento. Incorpóralos progresivamente en tu rutina para entrar en un déficit calórico que te haga perder peso.

Archivado en Adelgazar, Aeróbico, Grasas, Perder peso, Pliometría, Salto
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs