Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Está de moda en nuestros gimnasios el entrenamiento de fuerza?

Peso muerto

Durante los últimos años hemos asistido a un boom de los gimnasios, que coincidía con el aumento de la preocupación de una gran parte de las personas por la salud y la forma física, sin dejar de lado, por supuesto, el tema de la apariencia y estética, de enorme importancia en la sociedad actual debido al peso que la imagen tiene en la misma.

Este crecimiento de los gimnasios, ha traído también que el mundo de deportes como el culturismo se haya dado a conocer más en profundidad, habiendo cada vez más competiciones y competidores y más información sobre las distintas técnicas de entrenamiento para el desarrollo de la masa muscular.

Dicho esto, otro de los entrenamientos que va de la mano de gimnasios y de barras y mancuernas, y propio de otros deportes, es el entrenamiento de fuerza, menos visto hasta ahora en España pero muy popular en otros países, que gracias a internet, está llegando a nuestro país y parece que se está poniendo de moda poco a poco, como demuestra el hecho de que cada vez podemos observar en el gimnasio a personas que desarrollan pautas de entrenamiento asociadas a deportes como la halterofilia.

A continuación, te mostramos las claves por las cuales, el entrenamiento de fuerza está ganando tantos adeptos en los últimos tiempos.

Cuando la estética deja de ser la principal preocupación en pos de la forma física

Es cierto que muchas de las personas que empiezan a ir al gimnasio lo hacen para tratar de verse mejor en el espejo. Para los que no, quizás no encuentren ningún tipo de aliciente en realizar determinadas rutinas enfocadas a conseguir un cuerpo proporcionado, no destacable pero ciertamente estético y que dejen de lado el desarrollo máximo posible de cualidades como la fuerza.

Para estas personas, una rutina de fuerza es sumamente atractiva, ya que les permite desarrollar la masa muscular sin dejar de lado el desarrollo de sus capacidades físicas. El aliciente de estos entrenamientos de fuerza, como decíamos, no es verse mejor en el espejo, si no que cada cierto tiempo, podamos probar y mejorar nuestros registros en ejercicios como el peso muerto, la sentadilla o el press banca.

El ego es una potente arma

Si algo tiene el entrenamiento de fuerza, es que es un auténtico esfuerzo de autosuperación. Aquí tiene un papel importante nuestro ego, que nos empuja a ser cada vez mejores, a traspasar nuestros límites y a querer ser mejores que los otros.

Es difícil, cuando hacemos deporte por estética básicamente, poder medirnos y evaluarnos sin trampa cada dos semanas o por periodos de un mes. En los entrenamiento de fuerza, no hay trampa ni cartón, medidas nuestros progresos muy a menudo, tenemos la ocasión de pulverizar nuestros registros cada poco tiempo y eso nos hace que entrenemos más, nos esforcemos más ante el examen inminente y al fin y al cabo y como decíamos en el párrafo anterior, nuestro ego nos empuje a seguir y a avanzar.

La dieta aquí es secundaria

Con esto, no queremos decir que la dieta no sea parte muy importante, pero está claro que al no ser la estética nuestro objetivo, la dieta pasa a un plano más secundario. Por ello, la dieta recomendada para realizar exigentes entrenamientos de fuerza, es normocalórica o hipercalórica, teniendo quizás una mayor libertad para comer algunos tipos de alimentos que en deportes como el culturismo por ejemplo, estarían bastante restringidos. Esto ocasiona, que nuestros esfuerzos físicos y mentales, estén más volcados en el entrenamiento y menos en otras cuestiones como precisamente lo que comemos o dejamos de comer.

Internet y las competiciones de fuerza

En otros tiempos, ser aficionado a la fuerza y a las competiciones donde se miden los hombres más fuertes del mundo era complicado en según qué país vivieras. Hoy en día, gracias a internet, encontramos un montón de fuentes donde seguir los principales acontecimientos de fuerza, ver como entrenan las estrellas de estas competiciones, y en definitiva, seguir un deporte que a muchos nos gusta, y que no habíamos aún descubierto.

Halterofilia

En conclusión, podemos decir que el entrenamiento de fuerza está de moda o se encuentra ganando a adeptos en la actualidad, debido a ciertas particularidades que lo diferencian de otros entrenamientos que podemos llevar a cabo en el gimnasio. Estas particularidades son, por ejemplo, que podemos medir más fácilmente y a menudo nuestros progresos o que la importancia de la dieta es menor que en otros deportes relacionados con las barras y las pesas.

Última actualización: 26 de March, 2015

Mario Rodríguez

Foto Mario Rodríguez

Apasionado de las nuevas tecnologías y del deporte. Graduado Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la UPO. Me encanta practicar deporte y cacharrear todos los móviles que puedo. Me encontraréis por Twitter en @MarioRdriguez.

Sigue leyendo