Factores que olvidamos a la hora de ganar músculo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Chico joven musculoso

Son bastantes veces las que nos planteamos en la vida el querer agrandar nuestro volumen muscular. Ya sea mucho o poco, pero en algún momento necesitamos este crecimiento particular. Ganar fuerza también va ligado a un aumento de la masa muscular, aunque no tiene por qué ir junto a la hipertrofia. Sin embargo, no siempre ganamos la cantidad de músculo que deseamos, y suele tener varios motivos, pero hoy os vamos a dar los dos más importantes en los que seguramente estéis fallando.

Negativos lentamente

La hipertrofia muscular es el proceso en el cual las fibras musculares individuales aumentan su diámetro o grosor. Estas fibras son estimuladas para obtener contracciones más intensas y continuadas. Este trabajo produce pequeñas microlesiones que atraen a todos los elementos encargados de la reparación y el crecimiento muscular a la zona dañada. Por tanto, este daño muscular está estrechamente relacionado con el aumento de su tamaño.

Pero para conseguir este crecimiento de la manera más efectiva y en menor tiempo, necesitamos controlar el movimiento en negativo. Pero, ¿cómo de lento debe ser esta parte del ejercicio? Normalmente nuestro consejo es realizarlos notablemente a una menor velocidad que los positivos. El movimiento positivo debe tomar más o menos 1 segundo, con lo que la parte negativa sería en torno a los 2-3 segundos para la máxima estimulación de crecimiento muscular.

Pero a veces no podemos contar los segundos exactos y menos en esos momentos de tanta tensión muscular, por lo tanto, el mejor consejo que os podemos dar sería repetirse a sí mismo una frase de unas 6-7 palabras en el momento del movimiento negativo. Por ejemplo: “Tengo que leer SportAdictos luego”. Al repetirla tantas veces durante un mismo entrenamiento, y posteriormente el resto de la semana, se convertirá en algo rutinario que te saldrá solo.

Mujer y hombre con pesas

Tomarse su tiempo para coger las pesas

Recuerda que en el trabajo dedicado al crecimiento muscular, nuestro cuerpo debe conseguir una adaptación previa a modo de calentamiento anaeróbico para conseguir aumentar el tamaño de nuestras fibras de contracción rápida. Esta parte de calentamiento debe durar cerca de 20-60 segundos y tiene que incluir, de con carácter obligatorio, movimientos similares a los que vayamos a trabajar con las pesas, para conseguir una transferencia adecuada.

Al hilo de este típico error, debemos conocer bien nuestro cuerpo y el peso que cada grupo muscular puede soportar. Mejor dicho, la cantidad de peso con la que podremos manejar un determinado tipo de ejercicio o movimiento en su totalidad. Por tanto, no debemos comenzar a lo loco sin pensar en ello. Esto no se trata de una competición en la que debemos comenzar todos los amigos desde el mismo peso.

Si el peso es tan pesado que no se puede trabajar con él ni veinte segundos, no será un trabajo óptimo para ti. En estos momentos tu cuerpo recluta las fibras musculares necesarias para soportar esa carga y limitando el ácido láctico en uso, lo que repercutirá en un agotamiento más prontío durante el ejercicio.

Por tanto, podemos decir que no conseguiremos un aumento pleno y satisfactorio de nuestra masa muscular siempre y cuando no tengamos en cuenta los movimientos negativos y su velocidad de ejecución, y la adecuación de nuestros músculos al peso con el que vamos a trabajar. Desde mañana ya podéis aplicaros el cuento. O podéis seguir leyendo sobre lo que tenéis que tener en cuenta para conseguir una buena hipertrofia.

Archivado en Calentamiento, Consejos, Crecimiento, Errores, Hipertrofia, Músculos, Negativo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs