Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Joven haciendo flexiones con las piernas elevadas

“En abril aguas mil”, o eso dicen. Podemos trasladar esta expresión al ámbito del entrenamiento. Llega abril, y queda mucho menos tiempo para el veranito y para la operación triquini. Por tanto, no debemos descuidar la salud de nuestro cuerpo, su forma, su peso adecuado y nuestra alimentación. En abril vamos a sudar la camiseta como en ningún mes de todo el año. Por ello, hoy os mostraremos una sesión sencilla para realizar cada día.

El HIIT está pegando fuerte en los últimos meses y es debido a su efectividad. Numerosos estudios han demostrado que este tipo de entrenamiento puede lograr que la gente pierda peso de una manera sorprendente. Pero claro, no siempre es oro todo lo que reluce, puesto que el HIIT necesita de una buena base en cuanto a técnica y ejecución de ejercicios.

Además de la técnica, necesitamos dar todo lo que nuestro cuerpo nos permita, y esto a veces provoca desvanecimientos, vómitos y mareos. Pero no debéis temerle al HIIT, puesto que estos síntomas solo podrían aparecer la primera vez que lo hagáis o si lleváis mucho tiempo sin practicar deporte. Al resto del tiempo tu cuerpo se sentirá mejor que nunca.

Sesión HIIT de mantenimiento

Esta sesión consta nada más que de tres ejercicios. Con ellos trabajaremos la totalidad de nuestro cuerpo o, al menos, los grupos musculares más predominantes de nuestra anatomía. Para llevar a cabo esta mini-sesión, no necesitamos ningún material, tan solo saldremos al parque más cercano a darlo todo.

La estructura de la sesión es sencilla: realizaremos 25 repeticiones de cada ejercicio en el orden que os indicaremos ahora. Al terminar la primera ronda, descansaremos unos 30 segundos. Ahora realizaremos 20 repeticiones de cada ejercicio, descansando ahora 20 segundos solamente. Finalmente, haremos 15 repeticiones de cada ejercicio para acabar rendidos en el suelo pidiendo algo de hidratación. Los ejercicios son los siguientes:

Como veis, la sesión en muy sencilla, aunque un ejercicio como las flexiones con piernas elevadas no lo podrían realizar correctamente muchos/as. Para arreglar esto, podremos simplemente hacer flexiones sin elevar piernas e incluso apoyando las rodillas. Vosotros podréis adaptar cada ejercicio a vuestras posibilidades físicas, siempre que mantengáis una buena técnica de ejecución.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo