¿Realmente la aromaterapia funciona?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Sales y aceites esenciales

¿Cómo de esenciales son los aceites esenciales? Los aficionados a la aromaterapia afirman que las fragancias pueden eliminar las toxinas de nuestro cuerpo y reducir el estrés al que estamos sometidos. Sin embargo, la ciencia que estudia sus efectos sigue siendo menos concluyente. Ya se sabe que el efecto placebo entra en juego en este tipo de métodos de relajación pero, ¿hasta qué punto?

Lo que olemos

Los extractos vegetales concentrados han sido utilizados en medicina durante más de 6.000 años, con la promesa de alivio de la ansiedad, el estrés, la depresión, y toda una serie de otras enfermedades mentales y físicas. Pero a parte de la tradición que tengan, la ciencia va detrás de los olores y de su implicación en el alivio de algunas dolencias y malestares actuales para encontrarle alguna explicación razonable.

Se cree que la aromaterapia estimula los receptores olfativos de la nariz y, a continuación, un mensaje es enviado a través del sistema nervioso hacia la zona del cerebro que controla las emociones. Desde los hospitales hasta los centros de salud, se administran aceites esenciales a través de inhaladores, difusores y masajes con el objetivo de activar las emociones positivas y calmar el dolor.

La respuesta del cuerpo

Mujer oliendo flor de lavanda

Tal vez no suponga un hecho concluyente que un olor agradable pueda mejorar el estado de ánimo y transformar el ambiente de una habitación maloliente, por ello los investigadores todavía tienen que llegar a algún consenso acerca de los beneficios reales que tiene la homeopatía en nosotros.

Vamos a poner un ejemplo: uno de los aceites más populares en aromaterapia es el de lavanda. Lo es así debido a sus supuestos efectos para reducir la tensión muscular. Pues bien, una investigación reciente mostró que oler esta clase de flor y la del romero reducía el estrés de alumnos estudiantes de enfermería durante el periodo de exámenes.

Por su parte, otro estudio, sin embargo, encontró que el mismo aroma perfumado mostró pocos signos de reducción de la ansiedad en pacientes de una clínica dental que estaban pendientes de operación. Aunque sí parece que redujo la ansiedad en aquellos que experimentaban un estado de estrés más inmediato.

Para confundir más el tema, uno de los mayores estudios sobre aromaterapia hasta la fecha, no encontró evidencia sobre las propiedades de la lavanda sobre reducir el estrés midiendo la frecuencia cardíaca, la tensión arterial, las hormonas del estrés y la función inmune de los pacientes a los que se le aplicó el tratamiento. Sin embargo, en el mismo estudio se utilizó también un aceite de limón que generó el aumento del estado de ánimo de los sujetos, aunque sin efectos fisiológicos medibles.

Aún así, a pesar de la consistencia en los resultados objetivos por varios estudios, los investigadores no están dispuestos a condenar a la aromaterapia por el momento. Quizás obteniendo más datos y teniendo un mayor conocimiento de la fisiología de la mente, podríamos en un futuro encontrar la manera de dar sentido a los efectos que estos olores provocan en nuestra mente y estado de ánimo.

Archivado en Aromaterapia, Estudios, Funcionalidad, Lavanda, Olores
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion