Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Corredor feliz después de conseguir su propio récord

Como todos sabemos y hemos comentado en infinidad de ocasiones, correr es una actividad muy importante que todos deberían ser capaces de hacer.

Es una gran manera para bajar de peso y mantenerse saludable en todos los sentidos, incluido nuestro corazón.

También es bueno en casi de emergencia: nunca se sabe si vas a tener que salir corriendo para huir de algún peligro. Pero a veces, el estado de cansancio al que llegamos, nos pone en la situación de querer tirarnos al suelo y descansar por el resto del día.

Hoy te vamos a dar unos cuantos consejos para no acabar tan mal cada carrera y que así no se te quiten las ganas de seguir saliendo a correr.

Antes de correr

  • Estar saludable: Tomar el suficiente calcio y vitaminas esenciales en tus comidas es importante. Tienes que estar saludable y en buena forma para salir a correr y no cansarte. Aléjate de la comida basura, toma leche con menos de un 2% de grasa, bebe mucho agua, come mucha fruta y verdura durante la semana. Una dieta equilibrada ayuda a mantener tu salud y forma en niveles óptimos.

Corredora preparada

  • Entrenamiento cruzado: Tanto como el running, intenta otras formas de mantenerte en forma, como caminar, natación o montar en bicicleta.

    Fortalecerás tu cuerpo con las diferentes disciplinas deportivas y aumentarás tu resistencia cardiorrespiratoria y muscular poco a poco.

    Jugar de vez en cuando partidos de deportes colectivos como fútbol 7, balonmano, baloncesto, béisbol, etc. te ayudará igualmente.

    Podemos utilizar el método que más nos guste para aplicar un entrenamiento cruzado.

  • Calentamiento: La importancia de realizar un buen calentamiento antes de nada, debe recalcarse día tras día.

    Antes de comenzar cualquier actividad física, siempre calienta. Esto le dirá a tu cerebro lo que está a punto de suceder, y se irá preparando para la actividad y las funciones que deberá realizar durante.

    Una buena puesta a punto comienza con algunos estiramientos fundamentales de piernas y cadera, entre otros.

Durante la carrera

  • Respiración: Utilizar una técnica respiratoria correcta en carrera será la causa de que podamos correr durante más tiempo. Inhalar aire tan profundamente como podamos a través de la nariz y exhalar de manera controlada por nuestra boca, será la mejor forma de hacerlo. Usa tu respiración para controlar el ritmo de carrera.

Corredora bebiendo agua

  • Hidratación: La correcta hidratación antes, durante y después de cada actividad física es una asignatura pendiente para mucho principiantes del running.

    Nuestro cuerpo necesita agua para sobrevivir, los médicos dicen que 8 vasos de agua al día sería lo apropiado. Antes de tu carrera, tienes que tomar, al menos, un vaso de agua y llevar una botellita de agua durante la carrera para mantenerte hidratado.

  • No dejes el sprint para el final: Cuando eres in principiante, solo trota. Debes encontrar tu ritmo adecuado y construir una base física como primera meta a conseguir.

    Una vez hagas esto, deberías poder correr al menos 400 metros lisos sin apenas cansarte. Y cuando te sientas cómodo, podrías añadir subidas y bajadas de intensidad a modo de sprints en tus recorridos.

    Esto hará que tu próxima meta sea alcanzada antes de lo que imaginas.

  • Sigue corriendo: Cuando estamos agotados tendemos a parar en seco, pero no debemos darle ese privilegio a nuestro cuerpo.

    Tenemos que seguir tirando. En momentos en los que nos sintamos exhaustos, inmediatamente bajaremos el ritmo hasta seguir andando, pero nunca de 100 a 0.

    Por otro lado, si sientes algunos dolores, sabrás que estás sobreentrenándote, por lo que deberías parar para no lesionarte.

Después de la carrera

  • Vuelta a la calma: Siempre lo hemos dicho y no nos cansaremos, tan importante es un buen calentamiento como lo es una apropiada vuelta a la calma. Tomarse 10-15 minutos después de cada actividad física moderada-intensa no es algo que abunde en la actualidad, pero es algo indispensable. Algunos estiramientos y ejercicios de intensidad leve ayudarán a que nuestro cuerpo no esté fatigado mucho tiempo después de terminar la actividad.

Mujer caminando en la vuelta a la calma

  • Tómate un descanso: No salgas a correr todos los días. Acabarás agotado/a física y mentalmente. Tomarse un día a la semana de descanso total sería lo apropiado.

Algunos corredores tienen sus manías, sus amuletos con los que si no salen a correr con ellos o llevando a cabo algún tipo de ritual previo, no conseguirán estar a gusto en la carrera.

Algunos utilizan la música más actual para conseguir un buen entrenamiento, otros llevan a algún amigo/s para tener contra quién competir y así motivarse más, y los últimos simplemente se centran en la meta que quieren conseguir y no piensan en nada más.

¿Llevas a cabo estos consejos cuando sales a correr? ¿O tienes otras manías como corredor que no sabemos?

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo