Conoce los efectos del alcohol en nuestro cuerpo

Conoce los efectos del alcohol en nuestro cuerpo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hombre bebiendo una cerveza

A todos nos gusta tomar alguna que otra vez algo de alcohol, pero ¿te has parado a pensar en los efectos que las bebidas espirituosas provocan en nuestro organismo realmente? Después de todo, pensarás que el alcohol te hace diferente pero mejor en algunos aspectos. Para que te hagas una idea general, cada una de las partes de nuestro cuerpo sufre alguna alteración, por pequeña que sea, cuando consumimos alcohol, ya sea una copa de vino, una cerveza o un cóctel preparado con todo el amor del mundo.

Obviamente, la magnitud con la que el alcohol afecta a una persona dependerá de varios factores como el sexo, la genética, el peso, etc. Y tirando un poco de la lógica, cuanto más bebas mayores serán los efectos sobre tu organismo. Para abrir boca, te diré que el alcohol deprime el centro inhibitorio conductual en la corteza cerebral, lo que nos hace procesar la información mucho más lentamente.

Además de este efecto tan significativo, al pasar el alcohol a la sangre, nuestro cuerpo intentará por todos los medios expulsarlo. No estamos diciendo que no deberías tomar ninguna copa de alcohol o dos, pero antes de que llegue la próxima vez que “empines el codo”, léete estos efectos que te presentamos a continuación. Vamos a dividirlos por zonas:

  • Cerebro: el alcohol interfiere con las vías de comunicación del cerebro, y puede afectar a la forma en que el cerebro se ve y funciona. Estas interrupciones pueden cambiar el estado de ánimo y el comportamiento, haciendo más difícil pensar con claridad y moverse coordinadamente.

Mujer borracha

  • Corazón: beber mucho durante un largo periodo de tiempo o demasiado en una sola ocasión puede dañar el corazón, causando problemas como: miocardiopatía, arritmias, alta presión sanguínea. Aunque algunas investigaciones muestran que beber cantidades moderadas de alcohol pueden proteger a los adultos sanos de desarrollar enfermedades coronarias.

  • Hígado: el consumido excesivo de alcohol tiene un peaje en el hígado, y puede conducir a una gran variedad de problemas e inflamaciones del hígado, entre las que encontramos: hígado graso, hepatitis, fibrosis y cirrosis. Si estás intentando perder peso, debes seguir unos consejos para que el alcohol no te engorde.

  • Páncreas: el alcohol hace que este órgano produzca sustancias tóxicas de manera eventual lo que conduce a la pancreatitis, una inflamación peligrosa y otra de los vasos sanguíneos en el propio páncreas que impide una correcta digestión.

  • Sistema inmune: beber demasiado alcohol puede debilitar nuestro sistema inmunológico, haciendo que el cuerpo esté menos seguro frente a enfermedades. Los bebedores habituales son más propensos a contraer enfermedades como la neumonía y la tuberculosis. Incluso hasta 24 horas después de emborracharse, nuestro cuerpo podría estar débil frente a infecciones.

Así que ya sabéis que debéis tener cuidado con la ingesta de alcohol, y mucho más si os gusta hacer deporte con asiduidad, ya que afecta a nuestro rendimiento. Las propiedades de la bebidas alcohólicas pueden llegar a provocar en tu organismo una serie de efectos fatales para tu actividad física.

Archivado en Alcohol, Cáncer, Cerebro, Consejos, Efectos, Páncreas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs