Hacer ejercicio cardiovascular podría prevenir de cáncer

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Personas en clase de Pilates

Si estás leyendo esto justo antes de tu clase de spinning o de salir a correr, quizás te convenga saber que la ciencia, una vez más, apoya que la actividad cardiovascular es buena. En este sentido, hemos descubierto que las personas que hacer ejercicio físico vigoroso tienen un 30% menos de padecer de linfoma Hodgkin. Esto es lo que nos dice un informe tras el estudio realizado. Este estudio sugiere que todo el ejercicio cardiovascular que hagamos de jóvenes repercutirá en una buena salud contra el cáncer a lo largo del resto de nuestra vida.

Los investigadores preguntaron a más de 800 pacientes con cáncer y a sanos sobre sus vidas pasadas, su actividad deportiva en la adolescencia, y la intensidad de esas actividades. Digamos que clasificaron la intensidad de la siguiente forma:

  • Ligera = caminar.

  • Moderada = hacer pesas, correr.

  • Alta = carreras de velocidad, HIIT, CrossFit.

Los resultados mostraron una clara relación entre las personas que realizaron cualquier tipo de ejercicio y los pacientes sin cáncer. Y cuanto más intenso fue el ejercicio que practicaron años atrás, menor era el número de personas que habían padecido algún cáncer. Los que hicieron el ejercicio más intenso, tuvieron un 30% de contraer linfoma.

Estas son grandes noticias teniendo en cuenta que el linfoma Hodgkin es el cáncer más común que existe, aproximadamente constituye el 25% de los diagnósticos. La enfermedad ataca el sistema linfático y puede extenderse rápidamente a otras partes del cuerpo. Tiene una tasa de mortalidad del 30%. El ejercicio físico mejora la función linfática, manteniéndonos así libres de este cáncer. Así que, piensa en ello mientras haces esa sesión de HIIT en casa.

¿Y qué pasa si contraemos cáncer?

Clientes en clase de ciclo indoor Otro estudio, publicado en la revista del Instituto Nacional del Cáncer, encontró que el ejercicio moderado, como caminar rápido o trotar lento, ayudaba a los pacientes con cáncer a responder mejor a los tratamientos de quimioterapia y radiación, e incluso mejorando algunos de los efectos secundarios como el bajo hemograma y la fatiga. Por su parte, el ejercicio cardiovascular de menor intensidad, ayuda a reducir el porcentaje de padecer los cánceres menos agresivos. Ya lo decíamos nosotros hace un tiempo, hacer ejercicio físico tras padecer un cáncer nos alargaría la vida.

El director de este último estudio, Brad Behnke, profesor asociado de fisiología del ejercicio en la Universidad de Florida, dijo que “el ejercicio es un tipo de terapia que beneficia a múltiples sistemas del cuerpo, y puede alterar permanentemente el medio dentro del tumor”.

Cualquiera que haya tenido un día malo y estresante sabe lo fácil que es encontrar alguna excusa con tal de no hacer ejercicio o no ir al gimnasio. Pero estos nuevos estudios nos ofrecen una poderosa razón para seguir con nuestra rutina de ejercicios semana tras semana. ¿El cardio previene el cáncer? Tal vez no debamos afirmarlo, pero nos gusta saber que haciendo este tipo de ejercicio nos va a ayudar a reducir las probabilidades de padecerlo.

Archivado en Cáncer, Cardiovascular, Correr, Prevención, Running
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs