Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Coactivación antagonista, ¿recomendable o perjudicial?

hipertrofia Una de las propiedades básicas que todo entrenamiento debe poseer es la eficacia del movimiento. La experiencia en el ejercicio físico posibilita una serie de adaptaciones neuromusculares que nos hacen mejorar dicha eficacia en todos los ejercicios que llevábamos a cabo. En relación con ello queremos hablaros sobre la coactivación antagonista, un fenómeno que suele ser habitual en principiantes y cuyos efectos podrían hacer disminuir la cantidad de fuerza producida para llegar a dichas adaptaciones. Además este hecho será fundamental para elaborar un buen programa de entrenamiento en personas mayores.

¿Qué es la coactivación antagonista?

Cuando entrenamos un determinado músculo de manera analítica deseamos concentrar la mayor contracción posible sobre el músculo que actúa en el movimiento, llamado agonista. El que ejerce la función contraria, el antagonista, debe intervenir en el movimiento únicamente con una función estabilizadora para tendones y ligamentos. En el momento en que esta función adquiere demasiado protagonismo, el músculo agonista decrecerá en su producción de fuerza y, por tanto, estaremos perdiendo eficacia en el proceso.

Según lo anteriormente descrito la coactivación antagonista es necesaria para prevenir lesiones y evitar un déficit técnico en la ejecución, pero puede ser perjudicial en términos de rendimiento si esta coactivación crece. En términos metabólicos estaremos perdiendo tensión mecánica en el músculo agonista haciendo que perdamos capacidad de activación para cada ejercicio.

Personas mayores

Este hecho de coactivación antagonista es superior en personas desentrenadas y también en adultos mayores. La razón fundamental, según los manuales, es el miedo a sufrir una caída por la pérdida de equilibrio cuyo efecto inmediato es la activación del mayor número de grupos musculares para evitarla, es decir, una mayor coactivación antagonista. Esta incertidumbre provoca un incremento de la misma.

ejercicio en personas mayores

Muchas investigaciones en personas mayores han ido encaminadas hacia los efectos del entrenamiento de fuerza máxima sobre parámetros como la activación agonista e inhibición antagonista. La mayoría de ellos coinciden en que trabajar la fuerza máxima en tal población ayudará a aumentar la eficacia de la contracción muscular mediante una activación agonista superior junto con una inhibición de la antagonista coactivada.

La complejidad del entrenamiento provoca que haya que tener en cuenta factores como este en la prescripción del ejercicio físico, sobre todo en personas mayores. Las ganancias de fuerza en ellos incrementarían extraordinariamente su calidad de vida ayudándoles a mejorar su día a día.

Última actualización: 25 de May, 2015

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo