Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo entrenar la velocidad con distintos materiales

speed training Existen multitud de formas para dar variedad a los entrenamientos y así mejorar la condición física del practicante. Una de ellas es emplear distintos dispositivos que generen un cambio de estímulo cada cierto tiempo, además de dinamizar el entrenamiento para el usuario. Cuando queremos entrenar específicamente la velocidad el abanico de posibilidades se amplia, pues existen múltiples métodos para trabajar tal aptitud, presente en gran parte de modalidades deportivas. Hoy queremos ejemplificar algunas propuestas que te sirvan para imprimir la mayor velocidad posible en la competición.

  • Trineos lastrados. En los últimos años se han ido desarrollando estudios para confeccionar planes de entrenamiento más específicos con este tipo de dispositivos. Probablemente sea uno de los más eficaces para trabajar la velocidad ya que posee numerosas ventajas. La más destacada es la posibilidad de individualizar la carga que deseemos, una cuestión de suma importancia en la progresión que requieren los entrenamientos.

paracaidas

  • Paracaídas. Probablemente uno de los métodos que más se han utilizado en el campo del entrenamiento aunque los nuevos dispositivos vienen pisando fuerte para sustituirlos.

    Los paracaídas ejercerán una fuerza lastrada sobre nosotros que nos obligará a generar más fuerza explosiva, teniendo una transferencia positiva cuando corramos sin él.

    En contrapartida su uso habitual es desaconsejable en el alto rendimiento o en deportistas que compiten ya que afecta a la coordinación automatizada que influirá negativamente en los resultados.

  • Elásticos. Las resistencias elásticas también ofrecen una nueva posibilidad que incorporar a los entrenamientos de velocidad.

    El mayor problema surge en la individualización anteriormente descrita aunque dicho parámetro puede quedar solucionado con escalas de percepción del esfuerzo.

    Coste económico asequible y fácil transporte al lugar del entrenamiento, son dos ventajas prácticas más que añadir a las resistencias elásticas.

  • Agua. El entrenamiento acuático siempre ha sido de gran utilidad para entrenadores y preparadores físicos.

    Sus características también se trasladan al trabajo de fuerza por tener que vencer una resistencia constantemente. Su mayor beneficio es la ausencia de impacto articular, una posibilidad para aquellos deportistas lesionados que deseen empezar su readaptación sin riesgo de recaer.

Como ves distintos métodos y dispositivos que combinar entre sí para mejorar la velocidad de tu disciplina. Además no olvides que el entrenamiento de fuerza también debe ser un componente fundamental en tu planificación.

Última actualización: 16/05/2015 a las 10:03

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo