Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El Mito, las flexiones pueden sustituir al press de banca

Flexiones frente a press de banca

El uso de variantes de ejercicios es muy común, sobre todo cuando no tienes el suficiente equipamiento en casa o el gimnasio al que vas no está del todo actualizado en cuanto a maquinaria.

A veces necesitamos una variante porque necesitamos hacer determinado ejercicio de manera más segura. Si cuando estamos acostumbrados a hacer press de banca el día que toca pecho, y dejamos de ir al gimnasio ese día, en casa podremos sustituirlo por otro ejercicio común a falta de barras y bancos.

Ambos ejercicios crean confusión entre los menos expertos.

Las flexiones son ejercicios de calistenia (movimiento de grupos musculares frente al trabajo de potencia).

Se realiza boca abajo apoyando tanto las palmas de las manos como las puntas de los pies en el suelo formando una línea recta o plancha con nuestro cuerpo.

Deberemos doblar los codos progresivamente hasta que nuestro pectoral se acerque vertiginosamente al suelo. En ese momento deberemos subir de nuevo utilizando la fuerza de nuestro pectoral y de los tríceps.

El press de banca es un ejercicio que se realiza boca arriba sobre un banco y sujetando una barra pesada con los brazos en la misma posición que en las flexiones.

Mismo movimiento

Tanto si estamos boca abajo como boca arriba, el movimiento de los brazos durante la flexión y durante el press de banca es similar: los codos se doblan formando un ángulo de 90º.

Los músculos que se utilizan durante ambos ejercicios son los pectorales, deltoides y tríceps (pecho, hombros y brazos respectivamente).

Los movimientos de la articulación también son los mismos en los codos y hombros. Por lo tanto, las flexiones pueden reemplazar perfectamente al press de banca, salvo por varias cosillas.

Flexiones con balón medicinal

Las diferencias

Una diferencia importante entre las flexiones y el press de banca es la posición del cuerpo. Durante las flexiones, ejercemos más fuerza con el core para mantener la posición de plancha.

Los músculos del abdomen, espalda y caderas se mantienen firmes. En cambio, en el press de banca el peso del cuerpo se apoya en el banco plácidamente, por lo que la concentración se da en los músculos de la parte superior del cuerpo y no central.

Esto nos dice que las flexiones son más efectivas en el trabajo conjunto del cuerpo al implicar un mayor número de músculos en el movimiento.

En las flexiones se divide la fuerza entre el tren superior y el core, y en el press de banca solo actúa el tren superior.

Aunque a algunos les guste utilizar el apoyo de las piernas en el suelo para ayudarse en el press de banca, no es nada recomendable.

Esto suele hacerse en el press de banca para evitar lesiones.

Flexiones con cadena a modo de peso extra

Otra diferencia clara es el peso que se implica en cada movimiento. Mientras que las flexiones están limitadas, por norma general, al peso del propio cuerpo, en el press de banca se puede añadir más y más discos con peso extra.

Algunos utilizan discos para hacer flexiones con un mayor peso, colocándoselos sobre la espalda. Esto podría ser contraproducente por el tema de la curvatura que coge la espalda.

Si quieres desafíos, échale un ojo a los tipos de flexiones, a ver si puedes hacer todos algún día.

Por último, debemos indicar que las flexiones pueden servir como variante o sustitutas del press de banca también en periodos de recuperación de lesiones (hombro o pectoral).

En ambos ejercicios podremos introducir variables para facilitar el movimiento (reduciendo peso en la barra en el press de banca o apoyando las rodillas en las flexiones).

Ambos son ejercicios similares en el movimiento pero diferentes en la implicación muscular.

Última actualización: 19/05/2015 a las 17:41

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo