Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

5 consejos para convertirte en el mejor jugador de equipo

Equipo de directivos

Los mejores equipos deportivos se componen de jugadores que trabajan juntos y están dispuestos a hacer sacrificios.

Un equipo con jugadores desinteresados que se apoyan mutuamente por lo general obtienen mejores resultados que un grupo de personas que no juegan como un equipo.

Es por ello que, además de trabajar en sus habilidades individuales, también es importante aprender a jugar con los demás.

He aquí cinco consejos para ayudarle a ser un gran jugador de equipo. No importa la disciplina, un equipo es un equipo.

“Todos a una”

Debemos trabajar en equipo por una meta en común. Si un jugador individualista se ve afectado por algo, dejará de afrontar eso.

Sin embargo, si el equipo entero afronta esa dificultad, será más fácil superarla. Un jugador debe entender que es parte de un equipo, y que está comprometido a ayudar a ganar, independientemente de su papel individual.

Si no sabes qué tipo de jugador eres hazte esta pregunta: ¿Eres feliz si juegas bien aunque tu equipo pierda, o si jugaste mal y tu equipo ganó?

Varias manos juntas

Trabaja duro y anima a tus compañero/as

No todos los jugadores de tu equipo tendrán la misma motivación y ganas para jugar a su máximo nivel, por lo que algunos de ellos necesitarán un apoyo anímico.

La próxima vez que vayas al gimnasio o participes en un partido de deportes de equipo, trae a uno o dos amigos contigo para que hagan de animadores.

Anima tú también a tus compañeros para aumentar así la intensidad y motivación. Y aunque estés derrotado, no debes desistir en tu objetivo de ayudar al equipo.

Sacrifícate por el equipo

No todo el mundo puede ser el héroe todo el tiempo. Para ganar partidos, los jugadores deben estar dispuestos a hacer sacrificios para el equipo.

En baloncesto, esto podría ser lanzarse hacia un balón dividido en el suelo. En fútbol, por otro lado, podría significar hacer un bloqueo para ayudar a un compañero a avanzar hasta portería.

No importa el deporte que sea, para ser un buen jugador de equipo tenemos que hacer pequeños actos para ayudar al equipo, sea lo que sea.

Actitud positiva ante todo

Anima a tus compañeros/as cuando hacen un buen juego. Incluso cuando estás jugando mal y eres tú el que necesita ánimos, debes mantener una actitud positiva y seguir alentando a tus compañeros de equipo.

No es fácil, pero puede ayudar a aumentar la moral de tu equipo. Recuerda que la motivación es clave para seguir aprendiendo, aunque pienses que lo sabes todo de ese deporte.

Jugador del Chelsea FC sentado en el césped

No juzgues

Cuando las cosas van mal durante la temporada, es fácil culpar a alguien. Es muy importante, sin embargo, aprender a permanecer juntos como un equipo tras los partidos perdidos.

Nadie es perfecto, ni tú mismo, especialmente en los deportes, y los errores son inevitables. Aprender a superar una pérdida y corregir los errores es lo que hace a un equipo mejorar con el tiempo.

Por tanto, ya lo sabéis. Nuestro equipo debe permanecer siempre con una actitud positiva, con una moral en niveles altos, siempre juntos, sin señalar a los culpables y animando en todo momento.

Un jugador de equipo debe sacrificarse por su equipo y ayudarlo en los mejores y los peores momentos. Digan lo que digan las teorías de la motivación en deportistas, todos tenemos que estar a una.

Última actualización: 21/05/2015 a las 15:58

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo