Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El Mito, el plátano alivia los calambres musculares

Hombre sufriendo un calambre en la playa

En el deporte, quien no ha sufrido alguna vez un calambre muscular no se ha esforzado al máximo. La mayoría de la población ha sufrido, en mayor o menor medida, un calambre a lo largo de su vida. Esto es un síntoma de practicar actividad física en exceso. Prevenir los calambres es sencillo, pero en todo momento seguimos expuestos a sufrirlos. Son momentos muy dolorosos que suelen durar unos segundos. Hoy te planteamos un alimento que te aliviará los dolores producidos por los calambres.

Antes de nada, la primera reacción cuando nos da un calambre es agarrarnos la zona dolorida y esperar a que se nos pase el dolor. Esto no es correcto, pues no estaremos aliviando el dolor, sino manteniéndolo. Lo más sensato sería relajar la musculatura afectada con una serie de estiramientos progresivos dedicados a esa zona. Esto hará que las fibras musculares se extiendan y dejen esa tensión que provoca el dolor excesivo.

Una vez ya hemos sufrido ese dolor, nos quedarán secuelas un par de días. Este dolor menos grave, como el de unas agujetas, se puede pasar solo sin tomar ninguna medida especial. Sin embargo, si necesitas que desaparezca y se alivie pronto, te presentamos un alimento milagroso para ello: el plátano.

Mujer comiendo un plátano

Además de los beneficios de los plátanos, esta fruta contiene potasio, un mineral esencial para mantener el equilibrio de electrolitos del cuerpo. Es el encargado, por tanto, de mantener la presión sanguínea estable y de participar en la contracción muscular. Así que si no tenemos el potasio suficiente los calambres pueden ser inesperados y constantes.

Por lo que podemos afirmar que el secreto está en el potasio. Pero el plátano y sus 400 mg de potasio en cada pieza no es el único alimento o el que más contenido de este mineral tiene, puesto que una porción de calabaza llega hasta los 750 mg de potasio, medio plato de espinacas cocidas tiene 420 mg, 100 gramos de lentejas cocidas contienen 400 mg de potasio y un plato de patatas cocidas, 1300 mg. Igualmente, tanto los kiwis como los tomates frescos rondan los 300 mg de potasio en su interior. Aunque haya una cifra desorbitada de la cantidad de potasio que deberíamos consumir diariamente (4700 mg), con acercarse ya nos vale.

Por tanto, hay muchas opciones en el mercado para aliviar los dolores musculares provocados por los calambres. No debemos alarmarnos si llevamos una dieta rica en todos estos alimentos. También podríamos optar por consumir pastillas de potasio con las comidas en el caso en el que no nos gusten las opciones comentadas más arriba. De todos modos, tomando o no estos, las probabilidades de sufrir un calambre siguen ahí.

Última actualización: 2 de June, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo