Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

4 beneficios de los Summer Camp para los más pequeños

4 niños sentados en el muelle

Si creciste yendo a los campamentos de verano, probablemente conocerás algunos de los beneficios que te aportaron en su momento aquellas experiencias.

Pero si no es así, podrías no darte cuenta del impacto que un summer camp produce en el desarrollo de las mentes de los más pequeños de la casa.

Por ello, hoy os venimos a comentar estos beneficios de los campamentos, para animaros a que ayudéis a los pequeños a crecer de manera más saludable.

Actividad física y mental

Las vacaciones de verano pueden provocar un impacto negativo de dos formas: no solo podrían quedarse atrás académicamente hablando por dejar estudiar, sino que algunos estudios han demostrado que los niños son más propensos a ganar peso cuando están fuera de la escuela.

Un campamento de verano significa más tiempo corriendo, jugando y pensando, y menos tiempo en el sofá o delante de una pantalla.

No hay nada malo en que los niños hagan un poco de running.

Habilidades sociales

Esta clase de campamentos también pueden ayudar a los niños a hacer nuevos amigos. Ya sea que aprendan a vivir con nuevos compañeros de habitación durante la noche, o que conozcan a nuevos niños en quedadas entre campamentos, salir de casa los expone a una gran diversidad de niños con los que poder interactuar.

El esencial que el desarrollo de los niños se de mediante relaciones sociales y deportivas.

Grupo de jóvenes en la montaña

Horarios estructurados

Si tu hijo pasa todo el verano viendo la televisión o sale muy poco con los amigos, volver a una rutina diaria esquematizada puede ser un ajuste positivos en su vida veraniega.

Aunque el campamento no dure gran parte del verano, este forma de organizar los días de tus niños facilitará la transición posterior a la rutina escolar en septiembre.

Confianza en sí mismo/a

No importa que estés pensando si tu está jugando al fútbol, si está conociendo nuevos amigos o si ha cantado por primera vez en público; el pequeño de la casa llegará con nuevas y únicas experiencias, habrá aprendido habilidades, cosas que contar, etc.

Todo esto nuevo se suma y da como resultado un crecimiento mental y de confianza para manejar desafíos de la escuela y, más tarde, en la vida.

No podemos ver este tipo de campamentos como una clase de educación física, aunque muy completa, sino como algo más.

Los factores mentales, físicos y sociales estarán hermanados a lo largo de la duración del curso, por lo que los más pequeños disfrutarán haciendo nuevos o afianzando relaciones previas, trabajando su cuerpo físicamente y viviendo nuevas experiencias lúdicas.

Última actualización: 12/06/2015 a las 10:02

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo