Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Importancia del trabajo dorsal y de core en triatletas

triatlon La transferencia es la principal preocupación de los entrenadores deportivos y preparadores físicos, una cualidad que debe estar presente en todos los microciclos específicos en cada disciplina. El triatlón es una compleja modalidad deportiva que combina tres actividades en una misma competición, algo que dificultará la planificación deportiva para su mejora. Aunque son muchas las aptitudes a trabajar hoy queremos destacar dos de ellas: la importancia del núcleo corporal (core) y el fortalecimiento de músculos dorsales para el triatlón. Si practicas este deporte no olvides incluir sesiones dedicadas especialmente a estos dos importantes grupos musculares.

Podríamos decir que la natación es la prueba más fácil de entrenar desde el punto de vista del fortalecimiento. Las sesiones específicas deberán ir más encaminadas hacia la técnica y hacia la capacidad aeróbica que nos haga ganar eficiencia en dicho momento.

Incluso la natación constituye un trabajo global de los dos grupos musculares tratados en el artículo, el core y la zona dorsal.

Por lo tanto el entrenar la natación no solamente te hará mejorar tiempos en esa prueba, sino que también retroalimentará positivamente a las demás modalidades.

ciclismo

En el caso del ciclismo incrementan exponencialmente las molestias en la zona baja de la espalda por la posición anatómica sobre la bicicleta.

Con un déficit en el tono muscular dorsal estaremos provocando un aumento de la presión del disco intervertebral que podría dar lugar a futuras patologías en forma de lesión.

Entre los ejercicios más recomendados para ciclistas siempre encontrarás movimientos dedicados al core, cuyo fortalecimiento también ayudará a proteger la espalda baja tan dañada cuando nos subimos en la bici durante un tiempo considerable.

La protección de la columna vertebral será objetivo primordial en el entrenamiento de triatletas.

En la prueba de running se acentúan todavía más las fuerzas recaídas sobre la espalda en general y la zona lumbar en particular.

Esta molestia puede ser fácilmente evitada con una simple activación del core que se encargue de realizar las funciones protectoras y estabilizadoras, y para conseguirlo deberás emplear entrenamientos al fortalecimiento del mismo.

Lo que más cuesta en la carrera, dejando de lado el esfuerzo aeróbico, es mantener una higiene postural óptima que no nos haga generar desequilibrios musculares, cuya solución pasa por tener un abdomen y zona lumbar suficientemente fortalecidos.

Si cada deporte tiene un problema específico de aptitudes físicas, en el triatlón este riesgo se multiplica por 3.

Una excelente disciplina que hará más complejo el entrenamiento pero cuyo resultado final se verá reflejado en las tres pruebas practicadas.

Si te animas a competir recuerda algunos consejos para principiantes sobre el tiatlón que ya tratamos en SportAdictos.

Última actualización: 08/06/2015 a las 11:43

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo