Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Si te va la escalada, debes trabajar la mente así

Escalando la cara norte

Estar colgado de un extremo de una roca en la montaña mientras escalas por primera vez puede llegar a ser aterrador, sobre todo si no estás acostumbrado/a a esta situación.

Los escaladores más experimentados tienen varios trucos. Además de fortalecer diversos grupos musculares para ganar confianza en sí mismos, el entrenamiento de la mente juega un papel crucial en estos momentos.

Por ello, hoy te vamos a dar 5 consejos en lo que deberás trabajar en estas situaciones para que tu mente no tenga presente únicamente la muerte como única opción.

  • Respira profundamente: respirar de manera profunda utilizando toda la capacidad de nuestro diafragma, reducirá los niveles de cortisol así como lo de estrés. Esto ayudará cuando comiences a sentir terror y ansiedad en momentos peligrosos de la escalada. La escalada, además de ser un deporte genial para tonificar, te ayuda a controlar tu respiración en momentos de angustia.

Escalador en descenso

  • Céntrate en lo que tienes delante: mantén la mirada en el siguiente paso que debes dar para avanzar. Márcate una escalada por micro-objetivos: roca a roca, pisada a pisada, piensa en lo que tienes que hacer en cada momento y no en lo que te queda para llegar al final.

    No mires hacia abajo, pues esto provoca un innecesario miedo en muchas personas.

  • Utiliza tus piernas: la escalada no se trata únicamente de usar las manos y la fuerza de tus brazos para subir o descenders por la ladera de una montaña.

    Las piernas son las extremidades más fuertes y las que te salvarán en momentos de incertidumbre durante la escalada.

    Aunque no solo las piernas son importantes, los antebrazos son esa zona olvidada de todo asiduo al gimnasio que en la escalada echará en falta.

  • Auto-motívate: hay personas que han nacido para este tipo de actividad. No tienen miedo a las alturas, a fallar, a hacerlo mal el primer día, o bien se les da bien desde el inicio.

    Si tienes experiencia pasando miedo en la escalada, debes recordarte a ti mismo que “eres poderoso”, “puedes hacerlo”, etc.

    sé positivo contigo mismo.

  • Sé paciente: aprender a comportarte en una nueva actividad o deporte requiere su tiempo. No seas muy duro contigo mismo si el primer día no puedes llegar a coronar el K2.

    Comenzarás a ver mejoras a los días siguientes, quizás semanas, no desesperes. Conseguirás tus objetivos cuando menos te lo esperes.

La escalada, como deporte en sí, requiere de un trabajo de tren superior bastante activo.

Planificar un entrenamiento basado únicamente en aspectos físicos sería erróneo, ya que este tipo de actividad engloba trabajo físico y mental.

Por ello, queremos que sigas al pie de la letra nuestros consejos para no verte en un futuro en situaciones de sobre estrés colgado de una mano en una montaña con 200 metros de caída debajo tuya.

Última actualización: 26/06/2015 a las 10:02

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo