Prescripción del ejercicio físico y fibromialgia, ¿qué dice la ciencia?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

dolor espalda El diagnóstico de esta enfermedad que tanto malestar provoca se da, principalmente, en edad avanzada y afecta en especial a las mujeres. Lamentablemente no existe una cura universal para dicha patología pero sí es posible incidir sobre los efectos de la misma en el organismo mediante alimentación, fármacos y por supuesto ejercicio físico. Precisamente en este último queremos centrarnos hoy, revisando algunos artículos científicos sobre la relación de la actividad física con la fibromialgia. Aunque resulte obvio cabe mencionar que el tratamiento de la misma debe ser multidisciplinar y que el proceder con cualquier tipo de ejercicio debe ser bajo el aval de un médico especializado.

Su origen no está demasiado claro aunque los investigadores apuntan hacia una causa neurológica derivada de desequilibrios en el sistema nervioso central, provocando un dolor acentuado (hiperalgesia) así como una percepción anómala del mismo (alodinia) El resultado de esta combinación es, entre otros muchos síntomas, el malestar general, trastornos del sueño, cansancio, fatiga y otras numerosas enfermedades que se derivan de la propia fibromialgia.

La comunidad científica coincide en que la actividad física, correctamente gestionada e individualizada para este sector patológico, resulta beneficiosa en el tratamiento del dolor como síntoma característico de pacientes con fibromialgia. Específicamente tanto el ejercicio aeróbico como el entrenamiento de fuerza ayudaría a los adultos con dicha enfermedad. Pero, ¿cómo de eficaz es la aplicación de ejercicio en personas con fibromialgia?

entrenamiento plataforma vibratoria

Un primer estudio encontrado trató de comparar ambas modalidades para saber cuál era más eficaz, concluyendo que tanto el aeróbico como el entrenamiento de fuerza son recomendables para mejorar la percepción del dolor en este tipo de pacientes. Otro estudio publicado en 2013 propuso un tipo de entrenamiento con plataformas vibratorias, afirmando en última instancia que los resultados eran estadisticamente significativos para mujeres sedentarias. La duración del mismo fue de 12 semanas, a una intensidad de vibración de 12,5 hZ. Un poshttps://sportadictos.com/ible método efectivo para pacientes con fibromialgia.

De sobra son conocidos los beneficios del entrenamiento en el medio acuático para todo tipo de poblaciones, cuyas características de ejercicio con bajo impacto articular hacen pensar que es idóneo para mujeres con fibromialgia. Efectivamente un estudio demostró que el ejercicio en agua beneficiará a dichos pacientes siempre y cuando se combine con otras modalidades de actividad física.

Y, ¿qué sucede con el entrenamiento de fuerza específico? Los beneficios también son eficaces en parámetros como el dolor, capacidad física, funcionalidad en el día a día y percepción de la autoeficacia. Así concluye un estudio que trató de demostrar la importancia de un programa de fuerza progresivo en adultos con fibromialgia. La mayoría de investigaciones coinciden en que la duración de cualquier programa debe ser de, al menos, 12 semanas para que los efectos sean significativos.

Una vez más la ciencia viene a demostrarnos que el ejercicio físico no solo beneficia a personas sanas, sino que también puede ayudar a pacientes con fibromialgia. Al ser una enfermedad que afecta, entre otras estructuras, a los músculos se debe tener especial cuidado en la programación de la misma contando siempre con un equipo multidisciplinar.

Archivado en Ciencia, Ejercicios, Estudios, Fibromialgia
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs