Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Sabías que la fruta engorda?

Chica triste porque no puede comer fruta

Un nuevo estudio sugiere que la fructosa (el azúcar natural de las frutas) podría ser particularmente malo para tu salud y pérdida de peso.

Pero no le eches la culpa a las manzanas o a las naranjas por tus problemas de peso todavía. Te vamos a explicar un poco cómo se llega a esta conclusión tan chocante, como esa que decía que la fruta de postre engorda más, son nada más que mitos.

Primero, el estudio: investigadores de la Universidad de Illinois (allí parece que se cuecen cosas interesantes cada mes) alimentaron a ratones con una dieta en la que el 18% de las calorías del día venían de la fructosa.

Compararon a este grupo con otro al que le había suministrado el 18% de las calorías en glucosa. El resultado fue que los ratones que tomaron fructosa, ganaron más peso, estuvieron menos activos y ganaron en grasa después de 10 semanas de estudio.

Chica con mucha fruta

Todos los ratones del estudio comieron la misma cantidad de calorías al día. La única diferencia entre ambos grupos fue el tipo de azúcar ingerido.

Así que, básicamente este estudio sugiere que la fructosa podría causar ganancia de peso incluso si no nos excedemos en su consumo.

Está claro que este estudio fue probado solo en animales y con unos cuerpos pequeños, habría que experimentar en humanos.

Estos resultados podrían ser algo preocupantes para aquellas personas que adoran el sabor de ciertas frutas, vegetales o cualquier otra comida natural.

Por otro lado, algunas investigaciones afirmaron que la fructosa es metabolizada primeramente por el hígado, mientras que la glucosa puede ser usada por cualquier órgano del cuerpo.

Por tanto, cuando consumimos grandes cantidades de fructosa, el hígado se ve sobrepasado y transforma la fructosa sobrante en glucosa y grasas.

No solo con esto se puede ganar peso, sino que aumentará el nivel de glucosa en sangre y los niveles de triglicéridos, lo que aumentará las posibilidades de padecer diabetes o problemas de corazón.

Afortunadamente, la fructosa de las frutas no es un problema. No hay preocupación por la salud humana a causa de la fructosa de todo tipo de frutas.

No solo la cantidad de fructosa es baja en las frutas, sino que la fibra de las mismas ayuda a ralentizar el metabolismo del azúcar, lo que ayuda a tu hígado a no saturarse demasiado.

Lo mismo podemos decir de la fructosa y la fibra en los vegetales. Si quieres asegurarte, puedes conocer las frutas que menos calorías ofrecen.

Así que, te recomendamos eliminar o reducir drásticamente la cantidad de bebidas azucaradas de tu dieta, así como animarte a que sigas tomando toda la fruta que quieras.

No tienes nada que temer si sigues tomando grandes cantidades de fruta al día, siempre y cuando las acompañes de otro tipo de nutrientes, como las proteínas, grasas e hidratos complejos.

Última actualización: 14/06/2015 a las 11:15

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo