Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo influye la actividad física en nuestro cerebro

cerebro La actividad física es capaz de llegar más allá de los simples beneficios estéticos que nos aporta y, de hecho, cada vez son más los que ven en ella la mejor prevención posible. Además de músculos, sistema cardiorespiratorio y un sinfín de estructuras corporales, el cerebro también se beneficia enormemente de unos hábitos activos con ejercicio físico regular. Su funcionamiento se verá mejorado exponencialmente y, aunque queda mucho por descubrir, las evidencias confirman la eficacia de practicar cualquier tipo de actividad para el complejo funcionamiento del cerebro. Quédate para saber más sobre la relación entre ejercicio y actividad cerebral.

El cerebro es nuestro centro de mandos en todas las actividades cotidianas, pero también durante el ejercicio físico. La lógica hace pensar, por tanto, que el mantener una vida saludable con actividad regular conlleva a una mayor actividad cerebral por todos los procesos que debe poner en marcha (metabolismo, coordinación muscular y un largo etcétera) Esta teoría se ha confirmado con diversas investigaciones punteras, como el estudio de Larsen en el año 2000 donde quedó demostrado que los procesos degenerativos del cerebro podrían ser evitados con hábitos de vida saludables, en los cuales se incluye el ejercicio físico.

actividad fisica

Esta investigación, junto con otras muchas, han establecido la teoría de que la actividad física podría ayudar a crear nuevas conexiones neuronales además de evitar la pérdida de las mismas a lo largo de la vida. Aunque es un hecho que debe estudiarse mucho más a fondo en los próximos años, las evidencias confirman los efectos positivos de tales hábitos sobre el cerebro.

Otra explicación encontrada por el estudio de Carro en el año 2000 tiene que ver con las hormonas anabólicas que regulan el crecimiento muscular. La hormona del crecimiento, presente en múltiples ámbitos del ejercicio físico, provoca mayores niveles de IGF-1, un factor de crecimiento que promueve el crecimiento muscular. Dicho factor es neurotrófico, es decir, favorece la supervivencia de las neuronas en el conjunto del sistema nervioso, incluido el cerebro. El ejercicio es, por tanto, favorecedor de este proceso.

Sin embargo, y a pesar de las claras y numerosas evidencias científicas, queda un mundo por descubrir en esta relación entre ejercicio físico y cerebro. Lo que está claro es que resulta eficaz llevar una vida activa en términos cerebrales y cada vez serán más los descubrimientos sobre patologías relacionadas con este órgano.

Última actualización: 12 de July, 2015

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo