Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El Mito, entrenar con calor aumenta el rendimiento

Corredora por montaña desértica Tras haber comenzado el verano con temperaturas suaves, llegan ya los días tórridos de sol abrasador que podrían afectar desfavorablemente nuestro rendimiento en carrera. Hoy os vamos a hablar de los efectos que todo corredor sufrirá este verano cuando salga en horas de mayor incidencia solar. No importa la ropa que uses, el sol podrá con todo y más aún en uno de los veranos más calurosos de los últimos 40 años en nuestro país. Antes de salir a correr con calor, prepárate bien.

Estos efectos se pueden ajustar no solo a corredores, sino también a ciclistas y gente que pasea por gusto bajo el sol.

Podría parecer desmoralizador que, tras un par de kilómetros de ejercicio bajo el sol, tu cuerpo te esté pidiendo un descanso.

La verdad es que quien se ejercita con el sol y calor se siente con más fuerza para entrenar. Quizá sea por el hecho de que no importa lo que hagas, porque vas a acabar sudando con un pobre cerdito.

Es una de las consecuencias negativas de entrenar con calor.

Menos sangre en los músculos

Una verdad que deberías conocer es que tu cuerpo solo utiliza un 30% de la energía corporal para el ejercicio y el otro 70% lo emplea en enfriar el cuerpo.

Cuando hace calor, un mayor flujo de sangre es desviado de tus músculos a tu piel para mantener la temperatura equilibrada.

Por tanto, habrá menos sangre en los músculos, lo que aumentará el ritmo cardíaco y sentirás que la intensidad es mayor de lo que es en realidad.

Por ello, con calor nos cansaremos antes.

Así que podemos aclarar que no solo está en tu cabeza el hecho de que con calor nos sofocamos y agotamos en menor tiempo, sino que tanto los músculos de las piernas como todos los que estemos ejecutando albergan menos cantidad de sangre reduciendo el rendimiento y la resistencia cardiovascular, respiratoria y muscular.

Además de esto, cuando el calor es alto, la humedad lo está también y el sudor no se evapora de manera tan eficiente. Para ello, podría seguir nuestros consejos para combatir el sudor en carrera.

Por tanto, no podremos deshacernos del calor tan fácilmente. En este momento, más sangre se desviará a nuestra piel.

Corredores por zona desértica

Esto se traduce en que cuanto mayor sea el tiempo que podamos mantener la temperatura de nuestra piel fresca, mayor será el flujo de sangre que aprovechen nuestros músculos.

Sentiremos menos calor, el rendimiento aumentará y nuestro ritmo cardíaco no sufrirá tanto. Por lo que podemos decir que es más importante la temperatura de la piel que la central del cuerpo.

No te preocupes por el tema del calor. A mucha gente le entra la pereza de salir a correr con calor. Esto se acabó porque llegan las buenas noticias: el cuerpo tarda tan solo 2 semanas en aclimatarse a las temperaturas que alcanzamos en carrera.

Por lo que en ese corto periodo de tiempo pasaremos de sentir sofoco en carrera a que nuestra piel ya no necesite tanta sangre para equilibrar la temperatura.

Lo único que no deberías olvidar es estar bien hidratado antes, durante y después de la actividad física que vayas a hacer bajo el sol.

Y una cosa más: nunca debes echarte agua fría por la cabeza. El frío constriñe los vasos sanguíneos en la cabeza, lo que envía sangre saliente hacia la parte de atrás hasta la médula.

Esto podría conseguir un sobrecalentamiento en segundos. En cambio, verter agua fresca (no fría o helada) sobre la cabeza y antebrazos es una gran manera de combatir el calor y equilibrar la temperatura de la piel.

Última actualización: 07/07/2015 a las 10:02

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo