Ejercicios de Yoga Flow para mejorar tu flexibilidad, movilidad y respiración

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Yoga Vinyasa

El Yoga Flow, también denominado Yoga de Flujo o Vinyasa, es un tipo de Yoga que sigue un patrón creado por una serie de posturas (asanas). Cada una de estas posturas está fielmente conectada a la respiración, por lo que puede incrementar la energía y la fuerza. El Yoga Flow ofrece una gran cantidad de beneficios por lo que los centros de rehabilitación han integrado esta disciplina para que forme parte del programa de tratamiento.

Beneficios del Yoga Flow

El Yoga Flow ayuda a disminuir la ansiedad y el estrés, incrementar la flexibilidad, la movilidad y la resistencia, mejorar la autoestima, la coordinación, la relajación y la circulación sanguínea, disminuir enfermedades, dolores y lesiones, aumentar la fuerza, mejorar la calidad de sueño, perder peso y dar lugar a un sinfín de cambios positivos en la salud de quien lo practique.

Yoga Flow para aliviar tensiones

Yoga

Las tensiones, las emociones negativas y el estrés suelen quedar guardadas en diversas partes del cuerpo como por ejemplo, las caderas. Para liberar todo eso y relajarlas, es fundamental llevar a cabo una serie de ejercicios que además te ayudarán a incrementar la movilidad y disminuir los dolores de la parte baja de la espalda.

Siéntate sobre una colchoneta con las piernas cruzadas en posición de loto o medio loto. Lleva tus brazos hacia arriba y junta las palmas de tus manos. Baja lentamente hasta el pecho y lleva tu mano izquierda hasta tu rodilla derecha mientras inhalas. Gira lentamente tu torso y tu cabeza hacia la derecha exhalando. Sostén esta posición durante ocho respiraciones y vuelve a la posición inicial. Haz lo mismo del lado opuesto hasta volver a la posición de loto.

Lleva tus brazos hacia atrás, levanta las pelvis y llévala hacia adelante suavemente. Baja y ponte en posición felina (4 patas). Haz el ejercicio de gato contento y gato enojado unas cinco veces y posteriormente la de perro cabeza abajo (el cuerpo queda como una V invertida).

Lleva hacia arriba una de tus piernas y dobla la rodilla. Baja y lleva la rodilla hacia adelante suavemente para lograr una estocada. Repite lo mismo con la otra pierna. Estabilízate hasta conseguir la postura de montaña (cuero erguido con los pies juntos) y abre las piernas de manera simultánea hasta que los pies tengan una distancia considerable uno del otro. Gira tu pie izquierdo en ángulo recto hacia la izquierda y coloca el derecho a 45 grados hacia la izquierda.

Gira el tronco hacia la izquierda y dobla la rodilla sin que la misma supere la punta del pie. Levanta los brazos de manera perpendicular al suelo quedando bien pegados a las orejas, con las palmas juntas o separadas y los dedos extendidos. Recuerda llevar la mirada hacia el frente. Quédate en esta postura durante 60 segundos. Inhala y exhala. Baja los brazos, gira el torso hacia el frente junto con las piernas y repite el ejercicio del otro lado hasta volver a la postura de montaña.

Recuerda practicar estos ejercicios suave y lentamente sin apuros y con una música relajante de fondo. Si quieres conocer todos los beneficios del Yoga échale un vistazo al post de Sport Adictos y combina estos ejercicios con otra disciplina oriental denominada Tai Chi.

Archivado en Caderas, Capacidades físicas básicas, Ejercicios, Movilidad, Músculos, Piernas, Respiración, Yoga
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion