Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo eliminar el flato durante una carrera

Corredor agotado

Hace unos días os aconsejábamos sobre cómo acabar con el dichoso flato previo a su aparición. Y hoy nos vamos a centrar en algo mas complicado a tratar: durante la carrera. Mientras nos ejercitamos, en este caso, con una carrera, nuestra mente y nuestro cuerpo están centrados en correr, en aumentar el rendimiento y en economizar tanto las fuerzas físicas como el oxígeno que inhalamos constantemente. Pero el flato puede surgir en cualquier momento y es un dolor muy puñetero.

Si hace unos años, cuando corría diariamente, alguien me hubiera dado los consejos que vais a leer hoy, habría pasado muchas menos tardes incómodas de flato. Estad atentos/as, porque poner las siguientes recomendaciones en la práctica no será tarea sencilla, y menos si aún no sois conscientes de cada contracción muscular y mL de aire que recorre vuestro sistema respiratorio en cada momento. Tampoco hay que ponerse así de estricto.

El flato hace acto de presencia

  • Encuentra tu ritmo: si eres nuevo en esto de correr, deberás intentar contar el total de respiraciones que realizas en un minuto, y centrarte en mantenerlas al mismo ritmo y distancia unas de otras. Cuando están corriendo, la gente olvida en la mayoría de las ocasiones respirar o simplemente no se dan cuenta de que ellos/as están aguantando la respiración en ciertos momentos. Si respiras erróneamente tu cuerpo dirá ‘basta’ en cero coma. Aprende a utilizar una técnica de respiración correcta cuando corras, te salvará de muchas tardes de flato.

  • Exhala en cada pisada: parece una tontería, pero nuestros pies siguen un ritmo determinado que pocas veces perdemos (salvo obstáculos/personas en el camino). Por tanto, no es mala idea adaptar nuestra respiración a las pisadas de nuestra carrera. Exhalar el aire cuando pisamos sería lo apropiado. Sin embargo, muchos expertos recomiendan exhalar/echar el aire cuando pisamos con el pie contrario al que dominamos. Si somos zurdos, exhalar aire cuando pisamos con la pierna derecha, y viceversa.

  • Para, respira, estira: toma un respiro y estira tus brazos hacia el cielo. Lo siguiente será doblar tu cuerpo hacia un lado ayudándote de tus brazos estirados. Estiraremos así nuestro lateral corporal. Habremos estirado completamente cuando nuestro cuerpo forme la pipa de Nike, en esta ocasión, en vertical.

  • Repón la sal: con cualquier ejercicios en el que sudemos mucho, como correr o una clase de spinning, nuestro cuerpo pierde una gran cantidad de electrolitos. Estos deben ser repuestos con carácter inmediato, lo que incluso nos ayudará a dirimir el dolor del flato. Tomar un par de sorbos de una bebida con electrolitos o media cucharada de sal, será efectivo a la hora de eliminar el flato ya provocado.

Como habéis visto, estos cuatro sencillos consejos os salvarán de pasar una mala tarde de carrera con el señor flato golpeando nuestro lomo constantemente. Seguir una serie de pequeños trucos para evitar el flato no serán suficientes si ya ha aparecido y te está fastidiando el entrenamiento. Por lo que debemos ir más allá e intentar tener asimilados estos nuevos consejos para reducir estos momentos incómodos.

Última actualización: 30 de July, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo